La Eurocámara rechaza la polémica normativa sobre derechos de autor #SaveYourInternet

FACUA es una de las organizaciones que había mostrado su rechazo a esta directiva mordaza por el peligrosísimo impacto en la libertad de expresión y el acceso a la información para los ciudadanos europeos.

La Eurocámara rechaza la polémica normativa sobre derechos de autor #SaveYourInternet

El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado este jueves la nueva normativa europea sobre derechos de autor, sobre la que había surgido una relevante polémica porque, entre otras cosas, obliga a las plataformas digitales como Google, Youtube o Facebook a supervisar que los contenidos que los usuarios comparten en ellas no infringen normas de copyright.

FACUA-Consumidores en Acción es una de las organizaciones que había mostrado su rechazo a esta directiva mordaza por el peligrosísimo impacto en la libertad de expresión y el acceso a la información para el conjunto de ciudadanos de la Unión Europea. Las normas en materia de propiedad intelectual, advierte la asociación, suelen tener el objetivo de ejercer la censura y retirar contenidos incómodos para determinados intereses empresariales y políticos.

En la práctica, la Eurocámara ha tumbado el texto aprobado el pasado 20 de junio por la comisión de Asuntos Jurídicos y, por tanto, ha bloqueado el inicio de las negociaciones con el Consejo de la UE, la institución que representa a los Estados miembros.

En concreto, 278 eurodiputados han votado a favor de comenzar las negociaciones con los países, mientras que 318 se han opuesto y 31 se han abstenido. Los eurodiputados deben pactar ahora una nueva postura negociadora, que será debatida y sometida a votación en el pleno que tendrá lugar en septiembre.

Durante los días previos a la votación se ha expandido por las redes sociales una fuerte crítica a las nuevas reglas bajo la etiqueta #saveYourInternet, que se ha centrado en dos artículos concretos, el 11 y el 13. El segundo de ellos obligaría a las plataformas digitales a controlar que los contenidos que comparten los usuarios no infringen derechos de autor.

En concreto, exigía que los "proveedores de servicios de la sociedad de la información" tomen las "medidas adecuadas y proporcionadas" para garantizar "el correcto funcionamiento de los acuerdos alcanzados con los titulares de derechos para el uso de sus obras".

El texto añadía después que, cuando no existan tales acuerdos, las plataformas digitales deben tomar también las medidas "adecuadas y proporcionadas" para garantizar "que no se compartan ni estén disponibles aquellas obras o trabajo que puedan infringir los derechos de autor", mientras que aquellas que no lo hagan deben permanecer disponibles.

Por otro lado, el artículo 11 de la directiva otorga a los medios de comunicación a reclamar compensaciones a aquellas plataformas digitales en las que se compartan sus artículos o fragmentos de los mismos, con el objetivo de que los editores de noticias puedan obtener una remuneración "justa y proporcionada".

Sería, por tanto, de un derecho renunciable que los eurodiputados quieren que se extienda durante veinte años desde la fecha de publicación del artículo. En este punto existía una importante diferencia con la postura de los Estados miembros, puesto que ellos abogan por limitar este derecho a un año.

Entre los eurodiputados españoles, el inicio de las negociaciones ha contado con la oposición de la delegación de Podemos, IU, Ciudadanos, ERC, PDeCAT y PNV. Por el contrario, los eurodiputados del PSOE han votado a favor, al igual que aquellos del PP que estaban en la votación, puesto que la mayoría se encuentra en España por las primarias de la formación.

En un comunicado, la formación morada ha denunciado que el artículo 13 de la directiva "abre la puerta a un control automatizado de lo que se sube a internet", un aspecto que "resulta peligroso" y "serviría para avanzar en mecanismos de censura previa".

Los eurodiputados de IU también han votado en contra, según ha anunciado en Twitter la eurodiputada Ángela Vallina. "La propuesta de revisión de la directiva en sus términos actuales limitaría severamente la libre circulación de contenidos", ha explicado.

El eurodiputado de Catalunya en Comú, Ernest Urtasun, ha celebrado que la Eurocámara "tendrá ahora la oportunidad de abordar las preocupaciones de más de 850.000 ciudadanos sobre los filtros de carga y un impuesto sobre los enlaces que amenaza la forma en la que se comparten contenidos en internet".

Su compañero en el grupo de Los Verdes Florent Marcellesi (Equo), ha defendido que las normas de la UE "deben ser lo más claras y precisas posible", así como que "una directiva que puede cambiar la forma en que se interactúa con Internet merece el escrutinio adecuado de todo el Parlamento".

También han votado en contra, junto con Podemos, IU, Catalunya en Comú y Equo, los eurodiputados de PdeCat, PNV, ERC y Ciudadanos. De la formación naranja, el eurodiputado Javier Nart, ha opinado que la normativa "era buena" pero es necesario "despejar todas las dudas" que plantean algunos artículos.

Por su parte, la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundúa ha optado por abstenerse argumentando que es necesario defender los derechos de autor en Internet pero sin poner la red "en manos" de multinacionales y algoritmos inteligentes "incapaces de distinguir contextos o aspectos de carácter sensible".

Ya somos 228.134