Una llamada de un minuto cuesta más de 7 euros

Tras la denuncia de FACUA, abren expediente sancionador a una web que incitaba a llamar al 11836 para la ITV

La asociación ha constatado que la empresa Delimax Concept SL, con sede social en Barcelona, ha retirado este número de la página itv.com.es tras su escrito.

Tras la denuncia de FACUA, abren expediente sancionador a una web que incitaba a llamar al 11836 para la ITV

Tras la denuncia de FACUA-Consumidores en Acción, la Agencia Catalana del Consumo ha abierto expediente sancionador a la empresa Delimax Concept SL, que incitaba a los usuarios a través de su página web (itv.com.es) a llamar al número 11836, un teléfono de información sobre números de abonados, para la gestión de una cita previa para la inspección técnica de vehículos (ITV) en toda España.

La asociación ha constatado, además, que esta empresa, con sede social en Barcelona, ha retirado de dicha web el 11836, un número de coste desproporcionadamente gravoso para el consumidor, que tenía para obtener una cita para un servicio público que posee sus propios medios de contacto con los usuarios. Un minuto de llamada de este número supone en la factura telefónica más de 7 euros.

La web de la empresa denunciada informaba de que este número de teléfono estaba disponible 24 horas al día los siete días a la semana e indicaba con letra pequeña y en un color dificultoso para la lectura los precios del servicio: 3,90 euros el establecimiento de llamada y 0,054 euros por segundo (3,24 euros cada minuto), para los clientes de Movistar.

Sin embargo, lo que no decía Delimax Concept SL es que los números tipo 118AB están dirigidos solamente a dar información sobre el teléfono de otros abonados y que la gestión de la cita la deberá hacer el mismo usuario con la estación de ITV seleccionada.

La Orden IET/1262/2013, de 26 de junio, del Ministerio de Industria, Energia y Turismo permite a las empresas que explotan estos servicios telefónicos, que operan en competencia entre ellas, ofrecer servicios de valor añadido, como el denominado servicio de terminación de llamada, por el que el operador puede poner al usuario directamente en contacto con el abonado sobre el que ha realizado la consulta, sin necesidad de que realize una nueva llamada. Sin embargo, en este caso, el consumidor seguirá pagando, mientras permanezca activa la llamada, la tarifa que se le aplica por llamar al número 118AB correspondiente, y no la que se aplicaría si contactara directamente con el número hacia el que se le deriva, que sería más barata.

La web denunciada por FACUA anunciaba que el teléfono 11836 era para pedir cita para la ITV, cuando realmente se trataba de un teléfono para consultas de números de abonados y lo único que podía hacer el operador es derivar la solicitud a los teléfonos en los que sí se puede gestionar la cita, aunque con un importante sobrecoste para los usuarios.

La asociación recordaba en su denuncia que el artículo 5 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, establece que "se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico".

Asimismo, la Ley autonómica 22/2010, de 20 de julio, del Código de Consumo de Cataluña, aplicable a este caso por tener la empresa su sede en esta comunidad autónoma, considera infracción el hecho de "otorgar cualquier distintivo que por su apariencia o configuración pueda inducir a error a las personas consumidoras, emplearlo o hacer publicidad de él indebida o fraudulentamente", así como también "ofrecer bienes o servicios, por medio de publicidad o de información de cualquier clase y por cualquier medio, atribuyéndoles cualidades, características, comprobaciones, certificaciones o resultados que difieran de los que realmente tienen o pueden obtener, y hacer publicidad de cualquier modo que induzca o pueda inducir a error, engaño o confusión".

Según este mismo código de consumo catalán, también supone una infracción "anunciar bienes o servicios por cualquier medio publicitario de modo que el contenido de la publicidad se confunda con el que es propio de la misión informativa, por la forma de expresar o difundir esta publicidad".

Multitud de quejas de los usuarios

Las quejas de los usuarios por el servicio que ofrece la web itv.com.es fueron numerosas. En diversos foros de internet se le acusaba de cometer una presunta estafa, no solo por el considerable coste de la llamada, sino también por no dar el servicio de gestión de la cita previa de la ITV que se anuncia y por mantener las llamadas activas con el objetivo de hacer caja.

FACUA recuerda a los usuarios que ningún servicio público usa este tipo de números para sus gestiones y que las estaciones de ITV disponen de teléfonos fijos a los que los ciudadanos pueden llamar para solicitar directamente la cita previa, sin que ello les suponga ninguna sorpresa en la factura telefónica.

Ya somos 226.013