La Junta autorizó la apertura de iDental en Sevilla pese al informe en contra de su inspección sanitaria

FACUA Andalucía denuncia la negligencia de la Consejería de Salud, que también decidió no clausurar centros ante las irregularidades detectadas, ocultó una multa impuesta en 2017 y denuncias ante la Fiscalía.

La Junta autorizó la apertura de iDental en Sevilla pese al informe en contra de su inspección sanitaria
Clínica de iDental en Sevilla. |Imagen: Google Street View.

FACUA Andalucía denuncia que las gravísimas irresponsabilidades en las que ha incurrido la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ante las prácticas cometidas en iDental van más allá de su negativa a clausurar establecimientos pese las irregularidades detectadas y haber ocultado tanto una multa de 100.000 euros impuesta en 2017 por su Dirección General de Consumo como sendas denuncias que presentó en las fiscalías de Córdoba y Sevilla por posibles delitos de estafa y contra la salud pública. Ahora ha trascendido que Salud autorizó en 2015 la apertura de la clínica de Sevilla tras el informe en contra de su inspección sanitaria.

"A la vista de lo expuesto en el presente informe (...) se concluye que el centro sanitario no cumple los requisitos mínimos exigibles", señalaba un dictamen elaborado en julio de 2015 por la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios (IPSS) de Sevilla y que ha dado a conocer el diario Viva Sevilla. Pese a ello, la Junta autorizó a iDental que abriese su clínica de Sevilla en lo que FACUA Andalucía considera uno de los muchos ejemplos de la escandalosa negligencia en la que han incurrido los responsables de la Consejería de Salud.

Más de 3.000 víctimas de las irregularidades y el cierre de iDental se han sumado ya a la plataforma de afectados creada por FACUA a nivel estatal. De ellos, 1.113 residen en Andalucía: 86 son usuarios de Almería, 152 de Cádiz, 112 de Córdoba, 86 de Granada, 15 de Huelva, 13 de Jaén, 194 de Málaga y 455 de Sevilla.

Numerosas irregularidades

En el informe de inspección previo a la autorización, el IPSS se mostraba tajante en sus conclusiones. Según su valoración, iDental había incurrido en numerosos "incumplimientos normativos", de manera que dicho informe se emitió como desfavorable. El texto relata la visita que los técnicos de la IPSS hicieron el día 2 de julio a la clínica ubicada en la calle Villegas y Marmolejos y las irregularidades que allí detectaron y sobre las que hicieron su valoración final.

De esta forma, detalla la falta de equipamiento dental en tres de los once gabinetes previstos, así como salas que se encontraban "precintadas" y equipamientos insuficientes. En concreto, se constató que había menos cuadros de interruptores y diferenciales de alta sensibilidad de los que obliga la legislación.

El informe también se refiere al equipo de radiodiagnóstico del que disponía el centro. Según los técnicos, se trataba de un "dispositivo móvil" que "no se encuentra inscrito en el registro de instalaciones de Rx de diagnóstico médico, adscrito a la Delegación Territorial de la Consejería", por lo que, según los inspectores de la IPSS, existía un incumplimiento del Real Decreto 1085/2009 por el que se aprueba el Reglamento sobre instalación y utilización de rayos X con fines de diagnóstico médico.

Laboratorio de prótesis dentro

iDental, durante su promoción de la marca, anunciaba que el centro también iba a funcionar como un "laboratorio de pŕotesis dentales" que iban a ser fabricadas en la propia clínica. El informe, sin embargo, aclara al respecto que este asunto es competencia exclusiva de los protésicos dentales y que la fabricación de estos productos requiere de un responsable con esta titulación. Además, según especifican los técnicos, "la ley impide que una clínica dental pueda tener un laboratorio de prótesis dentro de ella, así como que sus odontólogos realicen labores de fabricación, elaboración, distribución y comercialización de esos productos". Asimismo, el texto también detalla que iDental no respondió a los requerimientos para que informasen sobre los productos que utilizaban en sus injertos óseos.

Finalmente, los técnicos, una vez realizada la inspección y constatadas todas estas irregularidades, dieron traslado del informe desfavorable al director de la IPSS, Fernando Marín Puerto. La Junta de Andalucía, sin embargo, autorizó a iDental para la apertura del centro poco tiempo después.

Por su parte, otro informe, emitido por el mismo organismo, comunicó a la Consejería de Salud de la "publicidad engañosa" y la "competencia desleal" que estaba practicando iDental para promocionar la apertura del centro de Sevilla.

Únete a la plataforma de afectados por iDental
Ya somos 4.961