¿El comercio 'online' es un tipo de compra sostenible y responsable con el planeta?

FACUA Sevilla te da algunas claves para que reflexiones sobre el impacto de esta forma de comprar tus productos.

¿El comercio 'online' es un tipo de compra sostenible y responsable con el planeta?

Las compras por internet son cada vez más frecuentes entre los usuarios. Con tan sólo un clic y sin salir de casa, los consumidores pueden acceder a todo un mundo de tiendas para consumir, traspasando las fronteras entre países y en sólo unos segundos.

Sin embargo, ¿qué impacto tiene este tipo de compra sobre el medio ambiente? FACUA Sevilla te da algunas claves para que reflexiones sobre la huella que deja la compra online sobre el planeta.

1) ¿Qué es el consumo responsable?

Supone adecuar tu acto de consumo, ajustándolo a tus necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social.

El acto de consumir no debe atender solamente a la satisfacción de una necesidad, sino que debe implicar una colaboración en los procesos económicos, medioambientales y sociales que posibiliten el bien o producto consumido.

2) ¿Qué es la huella ecológica?

Es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en el planeta.

Representa el área de tierra o agua ecológicamente productiva (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos), e idealmente también el volumen de aire, necesarios para generar recursos y además para asimilar los residuos producidos por cada población determinada de acuerdo a su modo de vida, de forma indefinida.

Estas medidas se pueden efectuar a diferentes escalas: individual, por población, por comunidad…

3) ¿Es más difícil realizar un consumo responsable a través de la web que de forma presencial?

El consumo responsable parte de una reflexión respecto al impacto que va a tener tu acto de consumo desde un punto de vista global a nivel social y ecológico. El problema en sí es el modelo de sociedad actual en el que las grandes empresas condicionan y generan nuestra necesidad de compra de una forma artificial.

En este sentido, internet viene a replicar este modelo consumista. Por ello, si nos dejamos llevar por la inercia marcada por las grandes compañías estaremos fomentando un modelo social y ecológicamente insostenible.

La opción, tanto online como presencial, es adecuar tu consumo a la necesidad real y elegir aquellos formatos y empresas que supongan un modelo más equilibrado socialmente y más respetuoso con el medioambiente.

4) ¿Es negativo para el consumo responsable y sostenible el comercio online?

No, el comercio electrónico te ofrece opciones a las que no puedes llegar con el comercio presencial. Sin embargo, para que tu acto se adecúe al consumo responsable, tienes que ser consciente de las incidencias que tiene tu consumo.

Actúa en consecuencia, sé razonable de acuerdo a tus actos y revisa que lo que compras no lo puedes hacer en el ámbito local comercial.

Elige y decide qué tipo de empresa y modelo quieres que tenga el impacto económico de tu compra y de este modo entre todos diseñaremos una sociedad más responsable y sostenible.

5) ¿Qué peligro puede tener la compra online en el control de mis gastos?

Independientemente de los aspectos de seguridad, que no es el tema a tratar ahora, la posibilidad de comprar con un sólo click sin manejar dinero físico y desde la comodidad de hacerlo desde casa o el smartphone, unido al agresivo marketing digital que genera promociones "individualizadas", hace que "caigamos" ante una oportunidad de compra y realicemos en muchos casos gastos innecesarios y compras impulsivas.

6) ¿Que debo tener en cuenta para realizar un consumo responsable desde internet?

Debes tener en cuenta distintos aspectos:

- Ser proporcional respecto a las compras realizadas desde un punto de vista de sostenibilidad del planeta.

- No dejarte llevar por promociones y publicidades bondadosas que pretenden hacer que compres aquello que realmente no necesitas.

- En la compra online es mucho más importante llevar un control exhaustivo de los gastos.

- A través de internet también podrás acceder a experiencias de comercio justo que quizás no encuentres en tu ciudad y sean una forma de realizar un consumo sostenible con tu compra.

- Limita todas las opciones de "pago fácil" en móviles o páginas que visites, evitando por tanto la compra compulsiva. Este aspecto es de especial importancia si a los dispositivos acceden menores, ya que en muchas ocasiones las compras se hacen directamente desde videojuegos.

7) ¿Qué información debo tener en cuenta para realizar un acto de consumo responsable?

Internet es una fuente de información casi inagotable y por ello te recomendamos que veas la ubicación y los kilómetros de distancia de la tienda en la que estás comprando para ver si tu compra es proporcional y sostenible.

La información te puede llevar a conocer aspectos intrínsecos de la producción de aquello que quieres comprar, como puede ser la materia prima utilizada o si su proceso de fabricación supone un impacto desproporcionado en el medio ambiente o genera injusticia social.

Tras conocer esta información, es posible que prefieras apoyar (o no) el modelo productivo que supone tu compra.

8) ¿Es respetuoso el comercio online con la protección de los consumidores?

Este aspecto va a depender en gran medida del origen de la tienda en la que compres. Existen países en lo que los controles administrativos son escasos, por no decir nulos, y la normativa de protección a las personas consumidoras es casi inexistente.

Además, ten en cuenta que comprar en páginas de empresas ubicadas fuera de la Unión Europea puede suponer un salto al vacío en la protección de tus derechos.

9) ¿Qué aspectos debo tener en cuenta para comprar por internet de forma segura?

Evita contratar servicios o adquirir bienes a través del comercio electrónico cuando el establecimiento, empresa o prestador del servicio no esté identificado o no se ofrezcan datos suficientes sobre los productos o servicios que nos permitan motivar nuestra decisión de compra o contratación.

- Asegúrate del país en el que está ubicado el comercio y de que no se trata de un paraíso legal-fiscal donde no se aplican las normas de protección a los consumidores que rigen en la Unión Europea o similares.

- Antes de adquirir el producto o servicio lee detenidamente las condiciones generales de contratación y solicítalas si no te las entregan.

- Exige que las condiciones recojan un plazo de entrega y las consecuencias de su incumplimiento.

- Comprueba las garantías que te ofrecen, tales como el derecho de resolución y devolución del producto.

- Infórmate de los sistemas de entrega que tiene la empresa y de su coste.

- Conserva todos los comprobantes de las compras que realices y revisa los extractos bancarios y los cargos por utilización de la tarjeta de crédito cuando abones las compras a través de este medio de pago.

- Comunica y anula los cargos que le hayan realizado en su cuenta corriente de forma irregular.

- Comprueba que la empresa o el prestador del servicio permita una transacción segura, con garantía del uso de tus datos personales.

- Asegúrate de que la empresa cuenta con canales de reclamación y le informa de ellos, así como si está adherida al Sistema Arbitral de Consumo.

- Utiliza un sistema de pago seguro.

- Guarda un registro de las transacciones: detalles de la página web, copias de los correos electrónicos enviados y recibidos del proveedor, capturas de pantalla de la página donde se confirma la transacción, etc.

- Comprueba cuanto antes que el producto recibido es exactamente el solicitado, y si está en buen estado y funciona correctamente.

Esta información forma parte de una campaña de FACUA Sevilla subvencionada por el Servicio de Consumo del Ayuntamiento de Sevilla.

 

Ya somos 224.860