Bio

Cómo calentarse de manera sostenible

Calentar nuestra vivienda puede llegar a suponer casi la mitad de nuestra factura de la luz. Pero ese gasto depende de qué tipo de energía usemos. Las más baratas son también las más ecológicas.

Por Ricardo Gamaza

La calefacción en los hogares supone la mayor parte del coste de la factura de electricidad o gas que consumimos. Pero aunque la calefacción eléctrica o de gas son los sistemas más utilizados, también son los más caros; sobre todo con el progresivo incremento del coste de estos suministros en nuestro país.

El 32,3% del total de hogares de España se calienta con gas, pensando que ésta es la opción más económica. Pero no es así. Sólo nos parece barata al compararla con la factura del suministro eléctrico, que amparado en un oligopolio y con el apoyo de los sucesivos gobiernos han logrado hacer una escalada de precios en el coste de la electricidad.

Para acceder a los contenidos de este n�mero de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aqu� para darte de alta o iniciar sesi�n.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 50.988