FACUA denuncia a ITV de Levante por tener una línea 902 para la atención a los usuarios

La asociación pide a Consumo de Valencia que sancione a la empresa, ya que el uso de teléfonos de alto coste para dicha atención vulnera la legislación estatal y europea.

FACUA denuncia a ITV de Levante por tener una línea 902 para la atención a los usuarios

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Levante, con sede social en Valencia, por el uso de una línea 902, en este caso el teléfono 902 54 11 60, en su servicio de atención a los usuarios que necesiten solicitar una cita previa.

La asociación se ha dirigido al Servicio Territorial de Comercio y Consumo de Valencia para pedirle que abra un expediente sancionador a esta empresa por saltarse la legislación española y europea de defensa de los consumidores. Los teléfonos 902, además de estar considerados números de tarificación especial, suelen tener un coste superior a una llamada estándar a fijo o móvil, por lo que su uso vulneraría ambas legislaciones.

FACUA indica que el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en su artículo 21, recoge que "en caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor un coste superior a la tarifa básica".

La asociación señala que el Plan Nacional de Numeración considera en su Guía práctica del usuario que los números inteligentes, como los 902, "están atribuidos a los servicios de tarifas especiales", por lo que se puede deducir que no están incluidos en lo que se entiende por tarifa básica.

La ilegalidad de los 902

FACUA avisa de que el artículo 21.2 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias hace mención a una "tarifa básica" que impide que los consumidores tengan que soportar un coste mayor al habitual de una llamada a un teléfono fijo o móvil estándar al comunicarse con las empresas en cuestión.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en el asunto C-568/15, despejó las dudas sobre posibles interpretaciones de la normativa al concluir que el citado concepto de "tarifa básica" que exige la Directiva 2011/83/UE para los servicios telefónicos de atención de las empresas a los consumidores no puede permitir ningún prefijo ni ningún número que exceda del "coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar".

FACUA recuerda que tiene una campaña a nivel nacional denominada #Stop902 donde los consumidores pueden denunciar el uso de estas líneas.

Ya somos 225.985