FACUA compara treinta y siete ofertas de ADSL

La Federación denuncia que muchos usuarios que intentan contratar las ofertas de navegación a alta velocidad no pueden hacerlo, ya que los proveedores restringen su aplicación a determinadas zonas del territorio nacional.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha realizado un estudio comparativo sobre las tarifas de treinta y siete ofertas de los siete principales proveedores de ADSL.

El análisis se enmarca en la Campaña de información y control de mercado sobre Internet y el comercio electrónico desarrollada por FACUA con el patrocinio del Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Los proveedores incluidos en el informe son Auna, Jazztel, Telefónica, Tele2, Terra, Wanadoo y Ya.com.

El ADSL (asymmetrical digital subscriber line o línea de subscripción asimétrica digital) es una tecnología de transmisión que permite a los hilos telefónicos de cobre convencionales la transmisión de datos a una mayor velocidad (hasta 16 megabits por segundo) mediante técnicas de compresión.

De todas las analizadas, las cuotas mensuales más económicas son las de las conexiones de hasta 256 Kbps. de Tele2, 18,90 euros, y Ya.com, 19,95. No obstante, la tendencia del mercado es la desaparición de estas ofertas de velocidades, que están siendo sustituidas por las de hasta 1 , 2 y 4 Mbps., que pronto serán a su vez relevadas por otras de 20 y 50 Mbps. y hasta 1 Giga.

Sin embargo, ante la proliferación de ofertas que presentan cada vez mayores velocidades de conexión, existen dos problemas, que provocan además una gran complejidad para comparar las tarifas de los proveedores. En primer lugar, la velocidad real a la que navega el internauta no es, en muchos casos, la prometida en su publicidad; resulta fundamental en este sentido la elaboración de una norma que regule los parámetros de calidad de las conexiones a Internet, donde se fijen unas reglas para el cumplimiento de las velocidades ofertadas y un marco de compensaciones económicas para los usuarios que no reciban servicios acordes a las condiciones anunciadas.

Por otro lado, muchos usuarios que intentan contratar las ofertas de navegación a alta velocidad no pueden hacerlo, ya que los proveedores restringen su aplicación a determinadas zonas del territorio nacional. Sin embargo, la publicidad de estas ofertas no indica, de ninguna forma, que existe una limitación geográfica y, ni mucho menos, las provincias donde ya puede accederse a dichos servicios.

También hay casos en los que se oferta una determinada velocidad a un precio, pero cuando el usuario intenta contratarla se le indica que sí puede acceder a la velocidad publicitada, pero no al mismo precio, ya que éste se limita a determinadas zonas geográficas.

Por ejemplo, la oferta más económica de Jazztel, hasta 4 Megas más llamadas a fijos nacionales por 32,95 euros más IVA mensuales, baja ocho veces su velocidad (a 512 Kilobytes) en muchas zonas geográficas y en otras además sube su precio 5,00 euros y no incluye las llamadas. Numerosos usuarios tendrán que pagar nada menos que 170,00 euros si quieren disfrutar de los 4 Megas y sin las llamadas gratis, cinco veces más que la tarifa que la compañía anuncia a bombo y platillo.

Al comparar tarifas, los usuarios deben valorar tanto su cuota mensual como la velocidad máxima ofertada y verificar si la compañía la ofrece en su domicilio. Asimismo, hay que tener en cuenta si el alta es gratuita, si se incluye un modem o router sin coste, pero siempre teniendo en cuenta que posiblemente, ambos elementos gratuitos lleven aparejados la obligación de permanecer un tiempo mínimo dado de alta, debiendo abonar una cantidad si no se cumple este requisito. Este elemento tampoco se cita en la publicidad, por lo que las compañías presentan en muchas ocasiones de forma engañosa el mensaje "alta y modem gratis", cuando en realidad no tienen coste si se permanece un año o más tiempo dado de alta.

También es interesante valorar si las ofertas de conexión llevan incluidas llamadas, ya que están proliferando productos que suman conexión más llamadas a fijos locales, o conexión más llamadas a fijos locales, provinciales e interprovinciales.

Por último, también hay que tener en cuenta que en muchos casos, las campañas publicitarias presentan cuotas mensuales que no son más que promociones que duran unos pocos meses. Así, hay compañías que presentan lo que supuestamente sería la oferta a menor coste del mercado, cuando en realidad sólo se trata de un gancho, anunciado en numerosas ocasiones de forma engañosa al ocultar o disimular en letra pequeña que se trata de un precio promocional limitado a varias mensualidades.

Ya somos 198.028