FACUA, satisfecha por el dictamen del Tribunal de Justicia de la UE que insta a España a prohibir el uso del término 'bio' en productos no ecológicos

La Federación, junto a más de cuarenta organizaciones, ha demandado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que modifique con urgencia el Real Decreto que permite que cualquier producto con aditivos, pesticidas e incluso transgénicos use la denominación bio.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) muestra su satisfacción ante el dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) que corrobora que el Gobierno español debe prohibir el uso del término bio para alimentos no procedentes de la agricultura y ganadería ecológica o biológica. En España, cualquier producto con aditivos, pesticidas e incluso transgénicos pueden utilizar actualmente en su etiquetado la denominación bio o biológico.

El Tribunal de Justicia de la UE ha dado respuesta al Tribunal Supremo español respecto a una denuncia del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE) contra el Real Decreto español que permite que la mención bio se use en productos no ecológicos.

FACUA felicita al CAAE y considera la decisión del Tribunal de Justicia de la UE un éxito para las más de cuarenta organizaciones que vienen demandando el cambio de denominación de los falsos bio que existen en el mercado español y han demandado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que modifique con urgencia el citado Real Decreto para ajustarlo a la normativa comunitaria.

FACUA denunció en noviembre de 2000 a siete empresas, J. García Carrión, Central Lechera Asturiana, Gullón, Nestlé, Pascual, Industrias Rodríguez y Biocentury, por vulnerar la normativa comunitaria al comercializar productos con denominación bio sin proceder de la agricultura ecológica. Sin embargo, la liberalización del término aprobada posteriormente por el Gobierno español provocó que esos y otros muchos falsos bio siguiesen en el mercado.

La norma española establece que el término eco sólo puede utilizarse en productos ecológicos o biológicos, pero liberaliza el uso de la denominación bio. Una práctica que según el Tribunal comunitario sólo podía admitirse con anterioridad a 2004, año en que la UE estableció que tanto bio como eco se consideran indicaciones referentes al método de producción ecológica (sin productos químicos) en todas las lenguas comunitarias.

El Tribunal establece que las reglas actuales prohíben que en España los productos que no se hayan obtenido de acuerdo con el régimen de agricultura ecológica lleven el distintivo biológico o bio en la etiqueta, en la publicidad o en los documentos comerciales.

Ya somos 198.333