Sobre FACUA

Las relaciones con los sectores empresariales y colegios profesionales

Hace varios años, FACUA dio por finalizados todos los acuerdos de concertación firmados con empresas y colegios profesionales.

Por Paco Sánchez Legrán

La posición de FACUA y de sus organizaciones territoriales siempre ha sido la de intervenir activamente en el mercado para defender los intereses de los consumidores y conseguir ser reconocida como interlocutora ante los empresarios y gobiernos en nuestra calidad de agente económico y social. Para ello, la asociación utilizó hasta 2016 la firma de convenios de concertación con diferentes actores de los mencionados sectores empresariales.

Defendíamos esta posición desde el convencimiento de que a través de los convenios se podía facilitar la solución de conflictos entre consumidores y empresarios, es decir, las reclamaciones de los consumidores, a través del diálogo y de la mediación. Con ello, considerábamos que nuestras organizaciones y las organizaciones empresariales o profesionales estarían contribuyendo a mejorar el funcionamiento del mercado.

A la vez, éramos conscientes de que dichos convenios podían terminar siendo una especie de plus de calidad que concedíamos a la empresa, sector empresarial o sector profesional con el que firmábamos el acuerdo.

Como consecuencia de esta línea de actuación se concretaron decenas de convenios de concertación con agrupaciones patronales, con empresas y con colegios profesionales en toda España. En su fase inicial, estos acuerdos representaron avances importantes en los niveles de interlocución de FACUA y de sus organizaciones territoriales con dichos sectores y contribuyeron a mejorar en algunos aspectos el funcionamiento del mercado en relación a la protección de los derechos de los consumidores, siempre en el marco del Código Ético de FACUA, que deja claro que nuestras organizaciones no aceptarían nunca y en ningún supuesto recibir dinero de las empresas.

Sin embargo, la realidad nos ha demostrado que, salvo en contadas excepciones, la mayor parte de las empresas y de las agrupaciones patronales o colegios profesionales con las que FACUA y sus organizaciones territoriales firmaron acuerdos de concertación han tratado de utilizar los convenios firmados como vía para tratar de buscar los apoyos de nuestras organizaciones a sus propios problemas. No han querido apostar decididamente por el diálogo y la concertación para evitar los conflictos con sus consumidores o para facilitar la solución dialogada de las reclamaciones de los mismos en los casos en que se producían. Esto hizo inviable el manteniendo de esta línea de actuación.

Por ello y para evitar que dichos sectores utilizaran nuestro nombre engañosamente o de manera incorrecta para darse credibilidad ante la sociedad, la Junta Directiva de FACUA, en su reunión celebrada el día 23 de mayo de 2015, consideró necesario dar por finalizados todos los acuerdos firmados con los sectores empresariales y profesionales.

Sobre la base de dicho acuerdo de Junta Directiva, la asamblea general de FACUA celebrada el día 23 de abril de 2016 consideró necesario actualizar los criterios para concretar acuerdos de colaboración o concertación con los sectores empresariales y colegios profesionales, de obligado cumplimiento también para todas sus organizaciones territoriales. Se mantenía el criterio de seguir apostando por el diálogo, la negociación y la concertación con la tendencia fundamental de abrir cauces para la solución de las reclamaciones de sus asociados y consumidores en general, aunque sin la necesidad de establecer acuerdos firmados con dichos sectores.

Igualmente, como hasta ahora había sucedido, esta posición de diálogo y negociación no nos podía frenar en la realización de campañas contra los fraudes y abusos, utilizando para ello las vías de los medios de comunicación, las administraciones públicas y los tribunales de justicia.

Esto, que pretende evitar que la firma de convenios puedan perjudicar el nombre de FACUA y el de sus organizaciones territoriales en beneficio de los intereses empresariales y profesionales, no debe entenderse como un rechazo total a que, en determinados supuestos y cuando se produzca un cambio radical en la actitud de las empresas que demuestren su posición clara a favor de la solución dialogada de las reclamaciones y de la búsqueda de la mejora de las relaciones en el mercado, sea posible establecer acuerdos estables para trabajar en un mejor funcionamiento del mercado y para facilitad la solución de las reclamaciones de los consumidores y usuarios.

__________

Paco Sánchez Legrán es presidente de FACUA.

EN ESTE NÚMERO

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 46.175