Sobre FACUA

Sindicatos y organizaciones de consumidores: una colaboración pendiente

Se echan en falta estructuras estables, organizadas y activas, pese a que, al fin y al cabo, toda la ciudadanía es consumidora de productos que una parte de ella produce para el sostén diario de la vida humana.

Por Francisco Acosta Orge

La defensa de los derechos de los consumidores está consolidándose en un gran número de países como uno de los elementos fundamentales en la defensa de la calidad de vida de la ciudadanía y también en el mantenimiento de lo que se ha venido en llamar el Estado del Bienestar, sobre todo en aquellos que forman la llamada zona Euro, y en naciones desarrolladas de otros continentes. Por otro lado, en muchos países en vías de desarrollo en los que los ciudadanos aspiran a mejorar sus condiciones de vida se vislumbran movimientos y se generan acciones de organizaciones de consumidores para resolver sus problemas.

En esta tarea, sobre todo en mantener las conquistas sociales y económicas logradas al final de la Segunda Guerra Mundial en numerosas naciones desarrolladas, se encuentra el movimiento sindical, sobre todo el europeo, enfrascado en la lucha por mantener estas cotas de bienestar conseguidas por la clase trabajadora.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

EN ESTE NÚMERO

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 53.269