Ocio

Hay que frenar las casas de apuestas

Personas famosas del mundo del espectáculo y deportistas profesionales ponen su prestigio al servicio de una actividad que representa un riesgo potencial en un país con más de 600.000 ludópatas en tratamiento.

Por Olga Ruiz Legido

Las casa de apuestas y juegos deportivos proliferan como setas en otoño por los barrios de nuestras ciudades. Los más humildes son los elegidos, mercadeando con la necesidad y la precariedad de miles de personas. Pero no solo ocupan físicamente nuestras ciudades, sino que las apuestas deportivas y el juego on line copan también los medios de comunicación y redes sociales sin control alguno. Solo en Madrid, las casas de apuestas se han incrementado en un 140% en cuatro años.

Según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) el juego on line ha pasado de ganar 229 millones de euros al año en 2013 a 560 millones en 2017. Las cantidades jugadas se han disparado en cinco años: 4.097,21 millones de euros en el primer trimestre de 2018, un 28% más que en el mismo trimestre del año anterior. También el número de usuarios activos crece cada año, situándose en el segundo trimestre de 2018 en una media mensual de 859.695 usuarios, con un incremento del 31,74% respecto al mismo trimestre del año anterior. Personajes famosos del mundo del espectáculo y deportistas profesionales ponen su imagen y prestigio al servicio de una actividad que representa un riesgo potencial en un país con más de 600.000 ludópatas en tratamiento y cuya cifra también se constata que está creciendo.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

EN ESTE NÚMERO

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 53.268