Todolibro pide disculpas por sus libros infantiles machistas y anuncia que no volverá a imprimirlos

FACUA ha denunciado dos cuentos destinados a primeros lectores por perpetuar estereotipos que pueden denigrar la importancia de la mujer.

Todolibro pide disculpas por sus libros infantiles machistas y anuncia que no volverá a imprimirlos

FACUA valora positivamente que la editorial Todolibro haya pedido disculpas por sus libros infantiles machistas y haya anunciado que no volverá a imprimirlos. La asociación ha denunciado sus cuentos Te quiero papá y Te quiero mamá, de la colección Mi querida familia, por perpetuar estereotipos que pueden denigrar la importancia de la mujer. Con frases como "Te quiero mamá porque lavas mi osito de peluche cuando está sucio", o "Te quiero mamá porque consigues que mi pijama huela a limón" la mamá del cuento sólo aparece retratada en situaciones propias del cuidado del hogar: limpieza de la ropa, cocina, o higiene personal del bebé. Mientras, papá es un héroe que acompaña en las aventuras y el descubrimiento del mundo: "Te quiero papá porque sabes jugar a los piratas", o "Te quiero papá porque me enseñas cosas nuevas".

La editorial ha pedido disculpas en un comunicado por "herir la sensibilidad de muchas personas". En su escrito, además, reconocen que "hay que ser enormemente cuidadoso con el mensaje que se envía a los niños y niñas que en unos años serán adultos y deberán formar una sociedad igualitaria y sin estereotipos".

FACUA considera especialmente grave estos cuentos sexistas por estar destinados a los primeros lectores, que aún están conformando su identidad de género y asignándole las características diferenciadoras que los definen.

La asociación recuerda que el género se construye desde la primera infancia y en esa transfusión de información se conforma una visión de cómo deben ser los hombres y las mujeres. Cuentos como los denunciados podrían perpetuar los estereotipos, cada día más alejados de la realidad, de que las mujeres tienen la obligación de cuidar de los hijos y del hogar mientras que los hombres están exentos de esta responsabilidad y pueden dedicar su tiempo a una vida infinitamente más divertida y de mayor relevancia social. En los cuentos denunciados de Todolibro, la mamá tan sólo aparece llevando a cabo tareas de limpieza y cuidado del hogar, mientras el papá aparece en actividades de ocio.

La mujer se muestra complaciente, sensible, cuidadora de las personas, sin ambición ni aventura. Los hombres son, por el contrario, fuertes, valientes, aventureros y seguros de sí mismos. Esto podría perpetuar una situación de desigualdad, personal y social y que, en el caso de las mujeres, además, contribuye a una situación de sumisión frente al poder masculino. Algo que con el paso del tiempo puede contribuir a situaciones como la brecha salarial, el acoso, la discriminación o muchas otras situaciones en las que hay un abuso de superioridad del hombre sobre la mujer.

Con este tipo de referencias culturales se provoca que las niñas y niños no tengan la posibilidad de construir una identidad completa y permitirles ser iguales, porque normalizan desde una edad muy temprana un tipo de comportamiento asignado al género parcial e incompleto, sin enseñar otras opciones que en realidad también son normales en la edad adulta pero resultan invisibles para ellos y ellas.

Ya somos 222.285