FACUA denuncia que el Ministerio de Industria cierra los ojos ante los posibles riesgos para la salud de la telefonía móvil

La Federación considera lamentable la falta de atención gubernamental a numerosos estudios científicos para favorecer el enriquecimiento de las multinacionales de la telefonía móvil allanándoles el terreno para que puedan colocar las antenas a sus anchas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio está cerrando los ojos ante los numerosos estudios científicos que ponen de manifiesto posibles riesgos para la salud de sus radiaciones.

FACUA realiza esta valoración ante el despliegue de antenas que se producirá como consecuencia de la firma de un acuerdo, impulsado por el Ministerio, entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (Aetic).

La Federación considera lamentable que Industria obviando las alertas que viene lanzando una parte de la sociedad científica, asociaciones de consumidores, vecinales y ecologistas sobre los posibles efectos de las radiaciones electromagnéticas y los insuficientes límites y restricciones que plantea la legislación española e internacional.

Una falta de atención gubernamental cuyo objetivo no es otro que, con la manida excusa del desarrollo de la sociedad de la información, favorecer el enriquecimiento de las multinacionales de la telefonía móvil allanándoles todo el terreno posible para que puedan colocar las antenas a sus anchas en todo el territorio nacional, desbloqueando las trabas planteadas por muchos ayuntamientos fruto de la preocupación por la salud de sus ciudadanos.

En su informe Móviles y salud: algunos datos que los consumidores deben conocer, FACUA denuncia la falta de aplicación del principio de precaución y expone numerosos ejemplos de estudios científicos, algunos realizados por encargo de la propia industria de la telefonía móvil, que advierten de posibles efectos peligrosos para la salud, algunos leves y otros tan graves como tumores cerebrales.

Entre los documentos expuestos por FACUA, el informe realizado por encargo del Parlamento Europeo Los efectos fisiológicos y medioambientales de la radiación electromagnética no ionizante denuncia que "se tiende a atribuir una mayor importancia, mayor publicidad y mayor repercusión a la investigación favorable al mercado que a la investigación ajena al mercado, la cual sugiere la posiblidad de consecuencias nocivas para la salud. Un ejemplo de ello es la reciente publicación de un estudio epidemiológico de los EE.UU., en el que el descubrimiento, estadísticamente importante, de un elevado riesgo entre lo usuarios de teléfonos móviles de incidencia de un tipo poco común de tumor (neuroma epitelial) en la periferia del cerebro, precisamente donde se da la máxima penetración de radiación desde el teléfono móvil (lateralidad que también está relacionada con el uso del teléfono) se pasó por alto y escapó completamente de la atención de los medios de comunicación que, en su lugar, se concentraron en el descubrimiento de que no había un incremento 'global' de la incidencia de los tumores cerebrales entre los usuarios de teléfonos móviles".

El citado informe también denuncia que "el escepticismo de la gente se ve exacerbado, aún más, por los informes de la industria de telefonía móvil y por sus intentos de 'persuadir' a aquéllos cuyos descubrimientos pudieran dañar el crecimiento del mercado hasta el punto de alterar realmente los resultados para hacerlos más 'favorables al mercado'".

Ya somos 203.749