FACUA Galicia participa junto a otras organizaciones en una reunión sobre las gasolineras desatendidas

En este encuentro, CCOO, UGT, CIG, Fegaes y la asociación han planteado la puesta en marcha de actuaciones conjuntas para que la Xunta revise la legislación que regula su apertura y funcionamiento.

FACUA Galicia participa junto a otras organizaciones en una reunión sobre las gasolineras desatendidas

FACUA Galicia se ha reunido con representantes de Comisiones Obreras (CCOO), la Unión General de Trabajadores (UGT), la Confederación Intersindical Galega (CIG), la Federación Gallega de Estaciones de Servicio (Fegaes) para analizar el asunto de las gasolineras desatendidas en la comunidad autónoma.

En este encuentro, que tuvo lugar el pasado día 18 de diciembre, las diferentes organizaciones han analizado la situación de este sector y han planteado la puesta en marcha de una serie de actuaciones conjuntas para que la Xunta de Galicia revise la legislación que regula la apertura y el funcionamiento de las gasolineras sin personal.

Asimismo, FACUA Galicia y el resto de entidades asistentes a este encuentro han debatido acerca de la permisividad del Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo en la apertura de este tipo de establecimientos.

La asociación ha coincidido en destacar que las gasolineras desatendidas ponen en riesgo la seguridad de los usuarios y el entorno y vulneran los derechos de las personas con discapacidad o con movilidad reducida.

FACUA Galicia considera indispensable la presencia de una persona responsable en estas gasolineras por razones de seguridad y para garantizar que los usuarios cumplan con la normativa vigente y respeten las prohibiciones establecidas.

En este tipo de establecimientos, es precisa la labor activa de los consumidores, que deben manejar la apertura y cierre del depósito de sus vehículos, la puesta en funcionamiento del surtidor o la aplicación de la manguera, velando a la vez para que no se produzca ningún vertido que genere una situación potencialmente peligrosa.

FACUA Galicia señala que, al carecer estas gasolineras de personas, no hay nadie en el lugar que pueda comprobar y asegurar el correcto mantenimiento de las instalaciones y que se cumplan con las medidas de seguridad.

La asociación ha hecho hincapié en que este modelo de gasolineras no sólo vulnera el derecho de accesibilidad de las personas con discapacidad, sino que también suponen un riesgo para este colectivo a la hora de manipular el combustible, por lo que resulta indispensable que se regule para que siempre haya al menos un empleado que pueda prestarles asistencia.

FACUA Galicia insta al Ejecutivo de Núñez Feijóo a tomar medidas para evitar la proliferación de este tipo de establecimientos.

Ya somos 225.804