FACUA Extremadura pide a la Junta la paralización inmediata del canon de saneamiento

Pese al compromiso del Gobierno de la comunidad de eliminar dicho tributo para 2019, el Ejecutivo sigue aplicándolo sin que parezca existir ninguna intención de suprimirlo o justificar su existencia.

FACUA Extremadura pide a la Junta la paralización inmediata del canon de saneamiento

FACUA-Consumidores en Acción se ha dirigido a la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura para solicitarle la paralización inmediata del canon de saneamiento e informe de cuáles son las infraestructuras que se están financiando con este tributo.

Según ha tenido conocimiento la asociación a través de FACUA Extremadura, el Gobierno de la comunidad adquirió el compromiso de eliminar el llamado "canon del agua". Tal y como recogieron medios de comunicación de la zona, la Junta anunció que bajaría el tributo un 50% en 2018 y lo suprimiría para 2019.

La asociación deja constancia, sin embargo, de que el canon aún continua vigente sin que parezca existir ninguna intención por parte del Ejecutivo de eliminarlo o, al menos, justificar su existencia. En este sentido, FACUA recuerda que ha manifestado en diversas ocasiones que el canon del agua supone una clara burla a los extremeños, que siguen sin saber para qué obras se estableció, qué mejoras se han hecho y si se están ejecutando, y por qué se está realizando una rebaja progresiva si el canon debía ser finalista.

La asociación señala que el artículo 33 de la Ley 2/2012 de medidas urgentes en materia tributaria, financiera y de juego de la Comunidad de Autónoma de Extremadura recoge que la finalidad del canon es "posibilitar la financiación de las infraestructuras hidráulicas soportadas por la Comunidad de cualquier naturaleza correspondientes al ciclo integral del agua" y que los ingresos "se afectarán a la financiación de los programas de gasto" relativos a dichas infraestructuras.

De igual forma, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 64/292, reconoció explícitamente el derecho humano al agua y el saneamiento, concluyendo que "tanto el suministro de agua potable como los servicios de saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos".

En este sentido, FACUA también incide en que, si a las dificultades económicas que continúan padeciendo gran parte de la población extremeña, derivadas de la recesión económica, los bajos salarios y el encarecimiento de productos y servicios básicos se le suma una factura de agua encarecida por la aplicación de este canon, puede ocurrir que las familias que no puedan hacer frente al pago del mismo sufran el corte de un suministro declarado esencial por Naciones Unidas.

FACUA también recuerda que ya se ha dirigido anteriormente en numerosas ocasiones a la Junta de Extremadura para reclamar la eliminación del canon de saneamiento. Además, en 2015, la Asamblea de la comunidad aprobó una Resolución "instando a la Junta de Extremadura a eliminar el denominado canon del agua", recogiendo así las demandas de la asociación.

Ya somos 223.521