Un juez obliga a devolver el importe íntegro de un Citröen Xsara Picasso con más de 60.000 kilómetros por sus defectos de fabricación

El afectado, un sevillano socio de FACUA, tuvo que acudir al taller en trece ocasiones sin que el concesionario ni el fabricante dieran solución a los problemas ni aceptasen la devolución del vehículo.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Sevilla obliga a devolver el importe íntegro de un Citröen Xsara Picasso con más de 60.000 kilómetros por sus defectos de fabricación.

Desde la compra del vehículo, J.C.S.R., socio de FACUA Sevilla, tuvo que acudir al taller en trece ocasiones al detectar numerosos problemas, entre ellos la falta de respuesta del pedal del acelerador, ruidos y chasquidos en las puertas y vibraciones localizadas tanto en el cofre de motor como, al frenar, en el volante de motor y salpicadero.

La sentencia considera probado que "los defectos existieron y otros aun existen, que el vehículo entraba y salía del taller, que se produjeron montajes y desmontajes, y sustituciones de piezas sustanciales y que ello impide el normal uso y disfrute de quien compra un vehículo nuevo". El juez estima que ello justifica la aplicación, entre otros artículos referentes a las obligaciones y contratos, del 1.124 del Código Civil y los artículos 11 y 25 a 28 de la Ley 26/1.946, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

El auto, fechado el 10 de mayo, destaca la ratificación de varios de los defectos en el informe pericial que aporta el denunciante, el cual "valora más eficazmente" que el realizado por el perito judicial que solicitó Citröen España, "que se limita a circular con el vehículo una distancia de 5 kilómetros, manifestando que no escucha ruidos".

En el fallo, que ha sido recurrido por Citröen España y el concesionario Viuda de Mariano Terry, el juez condena a los demandados a asumir la devolución de vehículo con el reembolso de su importe íntegro, 16.770 euros, así como a abonar las costas del proceso judicial.

El peritaje realizado por el denunciante plantea el origen de los problemas en "baja calidad de materiales", "diseño mecánico deficiente", "insuficiente control de calidad en la cadena de producción y a proveedores", "deficiente ajuste del sistema de gestión electrónica del motor y los elementos mecánicos de éste", además de poner de manifiesto las "deficiencias en la revisión de preentrega efectuada por el concesionario vendedor" y en "la respuesta del departamento de posventa del fabricante".