FACUA Madrid rechaza la reducción del horario de atención primaria en centros de salud de la Comunidad

La asociación, junto al Observatorio Madrileño de la Salud, denuncia que cerrar a las 18:30 haría incrementar las urgencias en los centros hospitalarios y las demoras en la atención al paciente.

FACUA Madrid rechaza la reducción del horario de atención primaria en centros de salud de la Comunidad
En el centro de la imagen Marian Díaz, presidenta de FACUA Madrid, durante la rueda de prensa de este martes junto a miembros del Observatorio Madrileño de la Salud.

FACUA Madrid, junto a diferentes organizaciones de profesionales de la salud pública y entidades sociales, ha presentado este martes en rueda de prensa doce propuestas en contra de la reducción del número de horas en la Atención Primaria de los centros de salud de la Comunidad anunciada el pasado mes de noviembre por la Consejería de Sanidad y que se pondrá en marcha a finales del mes de enero.

La asociación defiende la protección de este servicio junto a la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm), CCOO de Madrid, UGT de Madrid y CECU Madrid, todos ellos miembros del Observatorio Madrileño de la Salud.

Marian Díaz Palacios, presidenta de FACUA Madrid, su presidenta considera "inaceptable e injustificada la propuesta de disminuir el horario en el turno vespertino" que finalizaría a las 18:30 horas, dado que con "la nueva propuesta incrementaría de forma considerable las urgencias en los centros de salud y en los hospitales, sufriendo un mayor colapso de este servicio, por lo que se podría estar incitando a los usuarios con suficiente poder adquisitivo a acudir a las consultas privadas".

Asimismo Díaz ha indicado que "con ello se deteriora la atención personalizada, puesto que al acudir de urgencia o sin cita, el paciente podría no ser atendido por su médico de cabecera perdiendo así la relación médico-paciente".

Las organizaciones solicitan a la Consejería que se incrementen los presupuestos destinados a la AP, que se establezca un mínimo de 10 minutos por consulta y que se garanticen los recursos profesionales suficientes, entre otras cuestiones.

Falta de información y control de calidad

Además, FACUA Madrid muestra su preocupación ya que, aunque por ahora únicamente afecta a catorce centros de salud, los denominados centros de transición, la ausencia de información y participación de los usuarios hacen que los mismos desconozcan si su centro está dentro de este programa piloto.

Por ello, la asociación ha dirigido un escrito a la Consejería de Sanidad para trasladarle su preocupación y solicitarle que aclare el proceso de selección y el control de calidad que ha desarrollado sobre el nuevo modelo de gestión y los centros adheridos a esta experiencia piloto.

FACUA Madrid rechaza cualquier intento de seguir llevando a cabo una privatización encubierta que va a producir más desigualdad entre los pacientes y apuesta por una sanidad pública, de calidad y para todos.

Ya somos 225.915