FACUA considera cínico el negocio puesto en marcha por Endesa para beneficiarse de los cortes de luz vendiendo equipos para evitar averías en aparatos y el deterioro de alimentos

En la última factura de Erz, Fecsa, Gesa, Sevillana y Unelco, los usuarios están recibiendo publicidad de equipos de protección contra sobretensiones y un diferencial de reconexión automática, que juntos suman el precio de 474 euros.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera cínico el negocio puesto en marcha por Endesa, con el que pretende beneficiarse económicamente de los numerosos cortes de luz que vienen sufriendo sus usuarios vendiéndoles equipos para evitar averías en aparatos eléctricos y el deterioro de alimentos.

Endesa incluye un anuncio en su última factura, con el reclamo "¿Está su instalación eléctrica preparada para soportar cualquier imprevisto?".

La compañía vende un equipo de "protección contra sobretensiones" para evitar problemas como "averías y mal funcionamiento de los aparatos eléctricos, pérdida de datos en el ordenador..." y un "diferencial de reconexión automática" que evitará, ante los cortes de luz, que haya "alimentos estropeados en el frigorífico, alarmas desactivadas...".

Eso sí, en la descripción de los "imprevistos y causas" que originan las sobretensiones, Endesa sólo menciona que pueden estar provocados "por la caída de rayos, por la rotura de cables por trabajos en la vía pública...". Y en cuanto a los cortes del suministro, "por un cable o un equipo en mal estado, o un nivel alto de equipamiento electrónico...".

FACUA advierte que estadísticamente está demostrado que la mayoría de las ocasiones, estos problemas son responsabilidad directa de las compañías eléctricas.

Endesa vende la protección contra sobretensiones al precio de 259,92 euros. El diferencial de reconexión automática cuesta 214,44 euros.

Ya somos 190.624