FACUA Comunidad Valenciana rechaza que el Ayuntamiento de Valencia amplíe la contratación de VTC a 1 hora

La asociación advierte de que los usuarios no merecen ser tratados ni como rehenes ni como espectadores en la búsqueda de soluciones al conflicto entre taxis y VTC.

FACUA Comunidad Valenciana rechaza que el Ayuntamiento de Valencia amplíe la contratación de VTC a 1 hora

FACUA Comunidad Valenciana se muestra contraria a que los usuarios deban solicitar en Valencia los servicios de plataformas de VTC como Uber y Cabify con al menos una hora de antelación, como ha planteado el concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento, Giuseppe Grezzi.

Así, el Consistorio ampliaría el plazo mínimo de quince minutos que pretende fijar la Generalitat Valenciana, que deja en manos de cada ciudad establecer periodos superiores, como ahora ha anunciado el Ayuntamiento de Valencia.

La asociación considera que, de aprobarse finalmente está ampliación del plazo en la capital valenciana, se estaría restringiendo a los consumidores de forma injustificada el acceso a servicios de transporte con licencias VTC. Resulta obvio, advierte FACUA Comunidad Valenciana, que sólo un reducido porcentaje de pasajeros conoce con exactitud con tanta antelación en qué momento necesitará un servicio de estas características.

Además, también critica que la Generalitat deje en manos de los ayuntamientos la fijación del tiempo mínimo de contratación de VTC, provocando que los usuarios valencianos tengan que acogerse a un plazo u otro dependiendo de la ciudad donde se encuentren.

Así, medidas como la planteada por el Consistorio valenciano solo provocarían en los usuarios confusión y desprotección, señala la asociación.

FACUA Comunidad Valenciana recuerda que tanto FACUA como FACUA Sevilla ya se posicionaron en contra de medidas similares planteadas por los ayuntamientos de Barcelona y la capital hispalense, que obligaría a contratar VTC con hasta una hora de antelación en ambas ciudades.

Los usuarios no merecen ser espectadores ni rehenes

FACUA insiste en reclamar a las administraciones que dejen de obviar los intereses de los usuarios en la búsqueda de soluciones ante las reivindicaciones del sector del taxi. La asociación se solidariza con los taxistas ante la feroz competencia que ha llegado a España y comparte con ellos la necesidad de establecer un marco regulatorio que garantice la protección de la parte más débil del mercado frente a grandes empresas multinacionales.

Pero FACUA recuerda que dentro de la parte más débil están los consumidores, que no merecen ser tratados ni como rehenes ni como espectadores en la búsqueda de soluciones al conflicto entre taxis y VTC.

La asociación señala que tanto la regulación del taxi como la de los vehículos con licencias VTC y la de las respectivas plataformas que actúan de intermediarias debe garantizar un marco de derechos de los pasajeros que en la actualidad resulta claramente insuficiente. Por ello, insta al Gobierno de España, comunidades autónomas y ayuntamientos a que asuman la necesidad de tener en cuenta a las organizaciones de la sociedad civil que defienden los intereses de los consumidores en el diálogo abierto sobre el marco regulatorio de las VTC y en la necesaria actualización de las normas autonómicas y locales relativas al sector del taxi.

Ya somos 224.155