Tecno

La importancia del Delegado de Protección de Datos para el consumidor

Aquellas empresas que manejan una gran cantidad de datos necesitan de alguien que medie entre sus intereses y el derecho de los usuarios a la protección de sus datos personales.

Por Jesús Acevedo

La nueva regulación sobre protección de datos ha obligado desde mayo del año pasado a tener que designar obligatoriamente un delegado de Protección de Datos (DPD), una figura muy conocida por los empresarios (a raíz de los inconvenientes y esfuerzo que supone para ello) pero no por los consumidores, con la pérdida de oportunidades que ello supone.

El delegado de Protección de Datos no deja de ser una figura similar a la del Defensor del Pueblo, pero en el ámbito de los datos personales y especialmente en aquellas empresas que manejan muchísima información sobre nosotros. Por ello, las administraciones públicas y las grandes empresas están obligadas a nombrar a uno.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 42.662