Entre 2008 y 2015

Tras negarse a reparar una ventana, SegurCaixa acaba devolviendo 2.500 euros a un socio de FACUA

Durante 9 años, le cobró la póliza de su vivienda de Portugal. Cuando notificó su primer siniestro en 2017, la compañía canceló el contrato con el argumento de que sólo era válido para inmuebles en España.

Tras negarse a reparar una ventana, SegurCaixa acaba devolviendo 2.500 euros a un socio de FACUA
Imagen: Maximino, contento tras lograr con FACUA Sevilla el reembolso de 2.533 euros pagados 8 años a Adeslas por un póliza válida en España para su casa en Portugal

Tras la reclamación de FACUA Sevilla, SegurCaixa Adeslas le ha devuelto a Maxi Vázquez, socio de FACUA Sevilla, 2.533 euros correspondientes a las primas anuales abonadas entre los años 2008 y 2015 de la póliza que contrató, ya que no tenía validez alguna por no darle cobertura en Portugal.

Maxi tiene una vivienda en el país luso, concretamente en Sagres. Su compra la financió con Caixabank, que le ofreció un seguro de hogar que casi una década después se ha descubierto que nunca pudo usar. La prima anual de la póliza rondaba los 300 euros. La compañía aseguradora le anuló la póliza sin él pedirlo en el momento que solicitó que le cubrieran la rotura del cristal de una ventana. Únicamente, le devolvió 338 euros correspondientes a la anualidad 2016/2017.

El usuario, no conforme con que sólo le devolvieran el abono del último año contratado, acudió a FACUA Sevilla para tramitar una reclamación. Se da la circunstancia de que la Caixa, donde Maxi tiene la hipoteca, le reconoció que "la póliza no tendría validez fuera de España" en una de las comunicaciones por correo electrónico, por lo que la entidad sabía que el seguro no le serviría. Igualmente, la aseguradora también tenía conocimiento desde la formalización del contrato de los datos del inmueble asegurado y su ubicación en suelo luso.

En julio de 2017, el equipo jurídico de FACUA Sevilla reclamó ante el Servicio de Atención al Cliente de SegurCaixa Adeslas para que le devolvieran a Maxi todo el dinero de todas las primas anuales cobradas desde 2008, a pesar de saber que su vivienda no podía ser asegurada. El Código Civil, en su artículo 1272, establece que "no podrán ser objeto de contrato las cosas o servicios imposibles", como ocurre en el caso de este usuario.

En su respuesta, la compañía aseguradora comunicó que devolvía 2.533 euros por todas las primas abonadas por Maxi desde 2008.

"La aseguradora me abonó el último año que pagué de la póliza, pero se lavó las manos para no tener que devolverme los ocho años restantes en los que religiosamente cumplí con el importe cargado por lo contratado. Es ahí cuando decidí acudir a FACUA Sevilla para lograr que me reembolsaran hasta el último céntimo de lo pagado. Y así ha sido", ha manifestado satisfecho Maxi.

Ya somos 222.036