FACUA denuncia al obispado de Alcalá de Henares por celebrar cursos para 'curar' la homosexualidad

Pide a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid que abra expediente sancionador por infracción muy grave de la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia.

FACUA denuncia al obispado de Alcalá de Henares por celebrar cursos para 'curar' la homosexualidad
Imagen: eldiario.es.

FACUA-Consumidores en Acción ha remitido una denuncia contra la Diócesis de Alcalá de Henares a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid por vulnerar la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia. El obispado está celebrando cursos para curar la homosexualidad, según ha dado a conocer este martes eldiario.es.

Las seudoterapias se imparten en el Centro de Orientación Familiar Regina Familiae, un servicio que pertenece a la diócesis de Alcalá y que está dentro del mismo complejo religioso. En su denuncia, FACUA advierte de que este tipo de sesiones representan una infracción muy grave de la Ley 3/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid.

FACUA lamenta las repugnantes y peligrosas conductas homófobas del obispado, que pueden derivar en gravísimos problemas psicológicos para las personas que caigan en la trampa de acudir a este tipo de seudoterapias.

En su artículo 70.4.c, la citada Ley recoge como infracción muy grave "la promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona". "Para la comisión de esta infracción", continúa el texto, "será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias".

Las infracciones muy graves de la ley contra la LGTBifobia pueden acarrear multas de entre 20.001 y 45.000 euros y conllevar, entre otras sanciones accesorias, la "prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad de Madrid por un período de hasta tres años".

La version del obispado

Fuentes oficiales del obispado de Juan Antonio Reig Pla, conocido por sus polémicas homófobas, han confirmado que el centro donde se imparten las seudoterapias es suyo, pero han puntualizado que no se trata de "terapias reparativas" sino de formación "educativo-sexual (educación en el amor)" y "acogida y acompañamiento de personas que acuden a nosotros". Sin embargo, eldiario.es ha comprobado en primera persona que tanto el contenido de los materiales enviados por correo como la primera sesión de pseudoterapia (impartida por una persona sin formación) están enfocados a que la persona deje de ser homosexual.

En su investigación, el periodista de eldiario.es Ángel Villascusa ha recibido una de las sesiones impartidas por una supuesta terapeuta que dice ser doctora en biología y no está colegiada como psicóloga. En el obispado tiene un cargo en la sección madrileña del Pontificio Instituto Juan Pablo II, un centro de estudios que en España dirige el obispo de Alcalá de Henares y que imparte el "Máster para las Ciencias del Matrimonio y la Familia", según el obispado.

Aunque la diócesis niega que sean terapias de reversión, la propia pseudoterapeuta lo admite en una grabación en una de estas sesiones ilegales y asegura que conoce bien el riesgo y la ley que lo prohíbe: "Explicarte por qué sientes lo que sientes y cómo dejar de sentirlo se considera homofobia. Yo sé que esto puede tener consecuencias. Esto es un acto LGTBfóbico cognitivo. Podrían llegar incluso a cerrarnos el centro", dice al periodista, que se hizo pasar por un chico confundido con su sexualidad. "Estoy teniendo contigo un acto homofóbico. O sea, yo te estoy intentando ayudar. Yo sé que esto puede tener consecuencias, hasta tal punto que yo podría ir a la cárcel". También le pide que no se lo cuente a nadie, ni siquiera a sus amigos, y le avisa de que si lo hace habrá problemas para todos los que acuden y además le intentarán convencer para que no vuelva a una sesión.

Según el reportaje, no sólo se trabaja en persona, también desde una dirección de correo corporativa del obispado se realizan envíos con materiales. Uno de ellos el libro Terapias Reparativas, del psiquiatra estadounidense Joseph Nicolosi, cuya lectura recomienda la supuesta profesional, que colabora con Reig Pla desde hace años. En 2006, cuando él era obispo de Cartagena, fue nombrada también directora del Centro de Orientación Familiar de dicha diócesis, desde donde trabajaba.

"LGTBfobia cognitiva"

Según los documentos enviados antes de la sesión, la homosexualidad se produce por no haber despertado o cultivado suficientemente la masculinidad debido a un trauma que puede ir desde una mala relación con tus padres a abusos sexuales. "A lo largo del proceso de maduración personal ha habido relaciones, hechos, ausencias, sufrimientos, traumas… Que han producido heridas en nuestro ser. Habrá complejos, carencias y experiencias que te han hecho estar buscando y comparándote con otros chicos", dice la seudoterapeuta nada más iniciar la sesión. Esa herida, aseguran sus tesis homófobas, puede repararse mediante psicoterapia y asesoramiento pastoral. "LGTBfobia cognitiva", bautiza a la sesión sin ningún criterio científico.

Según las fichas de trabajo a las que ha tenido acceso eldiario.es, el proceso para dejar la homosexualidad es lento y debe compaginarse con psicoterapia, lecturas y tareas que completar en casa. La primera recomendación durante la reunión es dejar de consumir pornografía y masturbarse menos, para deshacerse del refuerzo positivo que supone haber recibido estímulos visuales. "Tú ya tienes un hábito muy arraigado. Para tener una relación con una chica tienes que controlarte". La cita para la segunda sesión fue concertada el 23 de abril e iba a tener lugar en el mismo Palacio Arzobispal. "Atendemos también en el obispado. Tenemos un despacho allí", confirmó la seudoterapeuta a eldiario.es.

La investigación periodística pone de manifietso que uno de los documentos que se envía desde este centro del obispado considera la homosexualidad como indeseable: "La mentira gay y la desinformación sobre este tema está llevando a muchos adolescentes y jóvenes a pensar que han de aceptarse y por lo tanto, se les está condenando a una vida de sufrimiento, de mentira, de degradación y de muerte. En lugar de ayudarles a descubrir y madurar su verdadera identidad, la masculinidad, se les condena a vivir una falsa identidad". Se habla de falsa identidad porque quienes llevan a cabo estos tratamientos consideran que la homosexualidad ni siquiera existe.

El supuesto trauma que sufrieron las personas con tendencias homosexuales ha provocado lo que en el obispado de Alcalá llaman AMS y PMS: atracción y proyección hacia las personas del mismo sexo. "La AMS es el grito, la alarma, la fiebre que te avisa de que algo en ti necesita madurar, ser cultivado. Si la Mentira/Manipulación Gay no hubiera inundado todos los rincones de nuestro mundo y por el contrario fuéramos capaces de responder con prontitud y verdad a esta llamada del corazón de los adolescentes, sería muy sencillo y rápido madurar la personalidad y la masculinidad y superar la atracción hacia el mismo sexo", reza uno de los documentos entregados a los jóvenes.

Ya somos 228.242