Cetelem devuelve más de 5.000 euros a una socia de FACUA Málaga afectada por el fraude de iDental

La usuaria tenía un contrato de crédito vinculado a la prestación del tratamiento, que abonó casi por completo pese a que sólo le realizaron dos intervenciones mínimas.

Cetelem devuelve más de 5.000 euros a una socia de FACUA Málaga afectada por el fraude de iDental
María Desireé pagó casi en su totalidad el tratamiento con iDental pese a que sólo le realizaron dos intervenciones mínimas.

FACUA Málaga ha conseguido que Cetelem devuelva a una socia 5.444 euros de un préstamo vinculado a un tratamiento dental contratado con iDental que quedó prácticamente sin atender después del cierre de las clínicas.

María Desireé Got Pradera, vecina de Málaga, acudió en julio de 2016 a la clinica iDental de su ciudad atraída por la publicidad que usaba como reclamo contar con "ayudas sociales" que rebajaban el precio de sus tratamientos. Allí, se valoró el estado de su dentadura y se recomendó que se le practicasen hasta doce intervenciones dentales. Debido a lo elevado del presupuesto, se le ofreció la posibilidad de financiarlo a través de un crédito con Cetelem, por un importe de 5.926 euros.

A partir de entonces, María Desireé empezó a pagar su tratamiento. Sin embargo, fue sufriendo numerosos retrasos y cancelaciones continuadas en las citas previstas y, cerca de dos años después del inicio, sólo le habían realizado dos implantes quirúrgicos. En 2018, finalmente la cadena iDental cerró y dejo de prestarle ningún tipo de atención.

Dada la imposibilidad de contactar con iDental, la afectada decidió acudir a FACUA Málaga. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a la financiera para reclamar la cancelación del contrato de crédito y la devolución de lo que ya había abonado María Desireé, que ascendía a 5.444 euros.

Crédito vinculado

En su escrito, la asociación recordó a Cetelem que el préstamo estaba vinculado a un servicio concreto, el de iDental, y que de acuerdo a la normativa vigente, si se cancela el servicio, inmediatamente se debe cancelar el crédito. Así lo recoge el artículo 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, que entiende como vinculado aquel "que sirve exclusivamente para financiar un contrato relativo a la prestación de servicios específicos" y especifica que "ambos contratos constituyen una unidad comercial", por lo que la interrupción de uno supone la resolución del otro. "El consumidor, además de poder ejercitar los derechos que le corresponden frente al proveedor de los bienes o servicios adquiridos mediante un contrato de crédito vinculado, podrá ejercitar esos mismos derechos frente al prestamista", concluye.

En un primer momento, la financiera sólo quiso anular la parte del contrato que María Desireé aún no había abonado, sin devolverle nada. Tras una segunda reclamación de FACUA Málaga aceptó abonarle 1.922 euros, menos de la mitad de lo que había pagado.

Ante esto, el equipo jurídico de la asociación insistió alegando que el precio de los dos únicos implantes que habían colocado a la usuaria era de tan sólo 533 euros. Por tanto, la financiera debía reintegrarle el dinero de todas aquellas intervenciones que no le habían realizado.

Finalmente, Cetelem aceptó las alegaciones de FACUA Málaga, resolvió cancelar el crédito y terminó abonando a María Desireé la totalidad de los 5.444 euros.

Únete a la plataforma de afectados por iDental
Ya somos 5.174