FACUA denuncia a Telefónica por utilizar sin autorización datos personales para enviar publicidad de terceros

La Federación advierte que la compañía puede ser sancionada por vulnerar la Ley Orgánica de Protección de Datos si no demuestra que el usuario recibió una carta donde le solicitaba su consentimiento para remitirle la publicidad.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha denunciado a Telefónica de España ante la Agencia Española de Protección de Datos del Ministerio de Justicia por utilizar los datos personales de un cliente sin su autorización para enviarle publicidad de otra empresa, vulnerando con ello la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

El usuario R.S.G., de Sevilla, recibió junto a la factura que Telefónica le emitió a finales de enero un folleto publicitario del servicio de alarma de la empresa Securitas Direct. Este socio de FACUA advierte que no se había dirigido nunca a Telefónica para autorizarle el envío de esta publicidad ni recibido ninguna carta de la compañía pidiéndole permiso para hacerlo.

La Federación advierte que la compañía puede ser sancionada por vulnerar la Ley Orgánica de Protección de Datos si no demuestra que el usuario recibió una carta donde le solicitaba su consentimiento para remitirle la publicidad.

En octubre de 2003, FACUA presentó una denuncia contra Telefónica ante Protección de Datos cuando la compañía remitió un escrito a sus abonados advirtiendo que trataría sus datos personales junto con los de facturación telefónica para enviarles publicidad de terceras empresas si no se oponían por correo postal en el plazo de un mes.

Entonces, el Real Decreto 1.736/1998, de 31 de julio prohibía a las compañías de telecomunicaciones enviar a sus clientes publicidad de otras empresas (sólo podían remitir, con su consentimiento, publicidad de productos propios). Pero en su resolución, emitida el 11 de febrero de 2005, la Agencia argumenta que con los cambios en la legislación producidos con posterioridad a la denuncia, concretamente la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones, estas empresas ya pueden enviar dicha publicidad, siempre que los usuarios den su consentimiento tácito.

FACUA critica que la Ley 15/1999 desprotege a los usuarios al admitir la fórmula del consentimiento tácito, es decir, que la falta de respuesta del usuario a la solicitud de autorización para usar sus datos se entienda como su aceptación.

Sin embargo, al no utilizar notificaciones con acuse de recibo, el pretendido consentimiento tácito puede volverse en contra de las compañías que lo utilizan. Y es que cualquier usuario afectado puede denunciar ante la Agencia Española de Protección de Datos la utilización ilícita de sus datos, obligando a la empresa en cuestión a demostrar que le pidió autorización para emplearlos con fines distintos a los que figuran en su contrato.

De hecho, en su resolución sobre la denuncia de FACUA, la Agencia advierte que "es preciso reiterar, respecto de la obtención del consentimiento [del usuario para el uso de sus datos personales, de tráfico y facturación con el fin de enviarle publicidad de terceros] por el procedimiento antes descrito [el consentimiento tácito], que corresponderá en todo caso a Telefónica acreditar la efectiva recepción por los destinatarios de la comunicación que se analiza por cuanto, en estos casos, el consentimiento no puede presumirse a partir de hechos sobre los que no se tiene certeza".

Ya somos 203.748