FACUA espera que el próximo presidente de la CMT impulse un giro al órgano para que empiece a proteger los derechos de los usuarios

La Federación denuncia que el organismo no está cumpliendo las obligaciones que le impone la legislación para salvaguardar los intereses de los consumidores.

Ante el anuncio de la dimisión del presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Carlos Bustelo, la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) espera que el próximo presidente de este organismo adscrito al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio impulse un giro de 180 grados para que empiece a proteger los derechos de los usuarios, de los que viene manteniéndose al margen e incluso tomando decisiones en contra.

En relación a los motivos por los que Bustelo ha anunciado su dimisión, aunque no entra a valorarlos, FACUA muestra su total apoyo al traslado de la CMT a Barcelona al igual que la descentralización de otros organismos del Gobierno de la Nación.

FACUA recuerda que la Ley 12/1997, de 24 de abril, de Liberalización de las Telecomunicaciones, establece como objeto de la CMT "salvaguardar, en beneficio de los ciudadanos, las condiciones de competencia efectiva en el mercado de las telecomunicaciones y de los servicios audiovisuales, telemáticos e interactivos, velar por la correcta formación de los precios y ejercer de órgano arbitral en los conflictos que surjan en el sector".

La Federación demanda que, en el cumplimiento de sus funciones, la CMT debe tener en cuenta, de forma objetiva, los intereses de todas las partes que intervienen en el sector, ya se trate de usuarios, operadores de red, prestadores de servicios o fabricantes de equipos, en beneficio del desarrollo económico y social del país.

Sin embargo y pese al contenido de estos mandatos legales, este organismo regulador viene limitando su actuación al fomento de la competencia entre operadores, pero una competencia entendida al margen del usuario, de sus necesidades y de los abusos que los distintos operadores están cometiendo.

La CMT se ha declarado incompetente para actuar en un asunto de tanta relevancia y trascendencia para el usuario como el redondeo al alza del primer minuto en llamadas realizadas por éstos desde o hacia un teléfono móvil.

También, denuncia FACUA, ha obviado entrar a fondo frente a las preasignaciones irregulares e ilegales y ha hecho inclinar la balanza en supuesto beneficio de la competencia, pero perjudicando los intereses y derechos de los usuarios, eje esencial de un mercado en competencia.

Ha renunciado a intervenir en beneficio de los usuarios y ponderando también sus derechos e intereses en la fijación de precios de interconexión, negándose incluso a analizar los recursos presentados por FACUA contra las resoluciones de fijación de precios de interconexión de los distintos operadores de telefonía móvil, que superan con creces los límites planteados por la normativa europea, sin entrar en el fondo del asunto y negando a los representantes de los consumidores la condición de interesados.

Asimismo, la Federación critica que viene igualmente desatendiendo la necesidad de abordar la financiación del Servicio Universal de Telecomunicaciones como así se le viene demandando desde distintos colectivos.

Ya somos 190.853