FACUA considera que la eliminación de la tarifa regulada del 11818, sustituto del 1003, podría vulnerar la directiva comunitaria relativa al servicio universal

La Federación denuncia que la medida supondría un recorte en los derechos de los usuarios para beneficiar a Telefónica y al resto de empresas que operan en el sector.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que la eliminación de la tarifa regulada del 11818, de Telefónica de España, sustituto del 1003, supondrá un recorte en los derechos de los usuarios para beneficiar a Telefónica y al resto de empresas que operan en el sector.

FACUA considera que esta medida, anunciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, podría vulnerar la Directiva 2002/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de marzo de 2002, relativa al servicio universal de telecomunicaciones. La Directiva, traspuesta al ordenamiento jurídico español en el Real Decreto 1.736/1998, de 31 de julio, plantea en sus artículos 3 y 4 que los Estados miembros deben velar por que exista al menos un servicio de información sobre números de abonado "a un precio asequible".

Los estudios realizados por FACUA ponen de manifiesto que una llamada de sólo 2 minutos desde un fijo a las otras líneas con prefijo 118 cuesta entre un 252 y un 464% más que al 11818, que además es gratis desde cabinas. Actualmente, llamar desde fijo al sustituto del 1003 cuesta 0,3546 euros, independientemente de la duración.

El argumento esgrimido por el Gobierno para este recorte de prestaciones es que la existencia de un número con tarifa regulada en el sector de los 118 "genera distorsiones". Un discurso que FACUA considera preocupante ya que la eliminación de tarifas reguladas no hace más que perjudicar a los usuarios para beneficio de las empresas, a las que se libra de un marco de referencia para que puedan aumentar tanto su cuota de mercado como sus precios.

FACUA advierte que con esta medida se estaría excluyendo en la práctica del servicio universal un número desconocido por muchos usuarios ya que cuando el anterior Gobierno liberalizó las líneas de información telefónica no impuso que desde el 1003 se informase que el número era sustituido por el 11818.

El anuncio del Gobierno se ha realizado pocos días después de que Telefónica haya dejado de informar de la existencia del 11818 a través de su Línea de Atención Personal. La compañía está remitiendo a sus clientes a una línea de información sobre números de teléfono cuatro veces más cara, el 11822, que actualmente es objeto de una campaña publicitaria en la que se utiliza el reclamo "el número de información de Telefónica".

El servicio universal de telecomunicaciones comprende fundamentalmente el derecho de todos los usuarios a acceder a la telefonía fija en sus domicilios, la existencia de un número suficiente de cabinas en todos los municipios, la existencia de guías y un número de información telefónica (11818) con una tarifa asequible, descuentos en la cuota mensual para pensionistas de rentas bajas y prestaciones especiales para garantizar que los discapacitados puedan acceder al servicio telefónico.

Ya somos 190.668