BBVA intentó cobrar 4.808 euros de la financiación de un contrato resuelto a los cinco días de firmarse

FACUA Sevilla reclamó al banco que anulara la falsa deuda del afectado y eliminara sus datos del fichero de morosos en el que le había incluido por negarse a pagar.

BBVA intentó cobrar 4.808 euros de la financiación de un contrato resuelto a los cinco días de firmarse
Fachada de la clínica de iDental en Córdoba. | Imagen: FACUA Córdoba.

BBVA ha anulado una supuesta deuda de 4.808 euros a un socio de FACUA Sevilla por un tratamiento en iDental que nunca se llevó a cabo. El afectado ejerció su derecho de desistimiento apenas cinco días después de firmar el contrato, pero el banco le reclamó el pago de las cuotas y llegó a incluirlo en un fichero de morosos por impago.

Ulises L.R., residente en Sevilla, acudió en 2016 a la clínica iDental de la capital andaluza para contratar tratamientos odontológicos para él y sus dos hijas, Alejandra y Lorena, que fueron valorados en 4.808 euros en total. Debido al alto coste, se le ofreció la posibilidad de financiarlo a través de Unoe Bank -hoy propiedad de BBVA- por 36 mensualidades de 133,56 euros cada una. Sin embargo, apenas cinco días después decidió ejercer su derecho de desistimiento y cancelar los tratamientos con la clínica.

Para su sorpresa, Unoe, y posteriormente BBVA, empezó a reclamarle el importe de las cuotas, lo incluyó en un fichero de morosos al negarse Ulises a pagar y llegó a amenazarlo con llevarlo a los tribunales. En una de las comunicaciónes incluso le envió una simulación de denuncia para amedrentarlo y conseguir que pagase.

Ante esta situación, Ulises decidió acudir a FACUA Sevilla para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a BBVA, que ya había comprado Unoe, para reclamarle que anulara la supuesta deuda y eliminara los datos del usuario del fichero de morosos, ya que desistir de los tratamientos también ponía fin al contrato de financiación.

Así, el artículo 29 de la Ley de Contratos de Créditos al Consumo establece que "si el consumidor ha ejercido su derecho de desistimiento respecto a un contrato de suministro de bienes o servicios financiado total o parcialmente mediante un contrato de crédito vinculado, dejará de estar obligado por este último contrato sin penalización alguna para el consumidor".

BBVA aceptó anular parte de la deuda, aunque siguió reclamándole 510,84 euros que correspondían, según afirmaba, "al tratamiento realizado". FACUA Sevilla acudió entonces al Defensor del Cliente de la entidad alegando que, dado que se había desistido cinco días después de formalizar el contrato, a Ulises y sus hijas no se les había realizado intervención alguna. La asociación aportó también informes de una segunda clínica odontológica donde constaba que los pacientes no tenían realizado "ningún tratamiento propuesto por iDental".

Finalmente, tras resolver el Defensor del Cliente a favor de FACUA Sevilla, la entidad ha anulado la totalidad del contrato de financiación, los 4.808 euros, y ha eliminado a Ulises del fichero de morosos.

Ya somos 223.540