FACUA pide a Protección de Datos medidas contra los registros de morosos que no verifican la existencia de las deudas

La Federación valora muy positivamente la sentencia del Tribunal de Defensa de la Competencia por la que insta al cese de las actividades del RAI.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) valora muy positivamente la sentencia emitida por el Tribunal de Defensa de la Competencia por la que insta al cese de las actividades del fichero de morosos RAI por actuar de modo restrictivo a la libre competencia.

Ante la grave situación de desprotección que sufre un número preocupante de consumidores españoles frente a los abusos que se producen en este sector, FACUA demanda a la Agencia Española de Protección de Datos que tome medidas contundentes contra los registros de morosos que inscriben a usuarios sin verificar la existencia real de las deudas o no les informan de su inclusión en dichos ficheros.

La Federación denuncia que la principal empresa del sector en España, Equifax Ibérica, que gestiona el fichero Asnef, no se considera responsable de probar la existencia de la deuda cuando un supuesto acreedor le solicita el ingreso de un usuario en su registro, lo cual puede derivar en importantes perjuicios en aquellos casos en que se trata de deudas inexistentes o ya pagadas. Así lo pone de manifiesto la firma en una carta remitida a FACUA en julio de 2003 en respuesta a una reclamación presentada por la organización.

FACUA recuerda que en los últimos tiempos son numerosas las denuncias de usuarios a los que empresas del sector de las telecomunicaciones han dado de alta en sus servicios sin su consentimiento, para luego exigirles el pago de facturas bajo la amenaza de la inclusión en registros de morosos.

Al no contrastarse los datos, advierte FACUA, pueden producirse situaciones de grave desprotección para los usuarios y muy especialmente para aquéllos que sean inscritos en los ficheros sin la existencia de una deuda real. Desprotección que se acentúa cuando los usuarios no son informados por los registros de morosos de su inscripción en los ficheros, tal y como obliga la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

FACUA recuerda que el artículo 29 de la citada Ley, relativo a la "prestación de servicios de información sobre solvencia patrimonial y crédito" establece que para tratar datos relativos "al incumplimiento de obligaciones dinerarias facilitados por el acreedor o por quien actúe por su cuenta o interés", los registros de morosos deberán notificar a los interesados, "en el plazo de treinta días [...] una referencia de los [datos] que hubiesen sido incluidos y se les informará de su derecho a recabar información de la totalidad de ellos".

"Cuando el interesado lo solicite", continúa dicho artículo, "el responsable del tratamiento le comunicará los datos, así como las evaluaciones y apreciaciones que sobre el mismo hayan sido comunicadas durante los últimos seis meses y el nombre y dirección de la persona o entidad a quien se hayan revelado los datos".

Ya somos 203.746