FACUA considera insuficientes las indemnizaciones por retrasos, cancelaciones y 'overbooking' establecidas en el nuevo Reglamento europeo

La Federación critica que la nueva normativa continúe considerando como práctica legal la venta de un número de plazas más elevado del disponible en realidad.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera que el nuevo Reglamento 261/2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se establecen normas comunes para las compañías aéreas en materia de indemnización y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de un vuelo programado, fija indemnizaciones insuficientes lo que, a su vez, no disuade a las compañías de llevar a cabo prácticas como el overbooking.

No obstante, para FACUA, el nuevo Reglamento, que entra en vigor el 17 de febrero, da un paso adelante al elevar las indemnizaciones y al abordar, por primera vez, la problemática de los largos retrasos y las cancelaciones.

Sin embargo, la Federación critica que la nueva normativa no establezca límites legales para evitar la puesta en venta por parte de las compañías de más plazas de las disponibles. Esta práctica, conocida como overbooking, afecta cada año a más de 250.000 usuarios de la Unión Europea.

Desde la Federación se recuerda a los usuarios que todos aquellos pasajeros con reserva de plaza confirmada a los que se les deniegue el embarque tienen derecho a bebida y comida, a realizar dos llamadas gratuitas, enviar dos telegramas, dos faxes, o dos correos electrónicos, así como la obligación por parte de la compañía de ser alojados y trasladados al hotel seleccionado por la misma.

Los usuarios afectados por el overbooking tendrán derecho a percibir indemnizaciones que pasan de 125 a 250 euros en vuelos inferiores a 1.500 kilómetros, de 200 a 400 euros en vuelos intracomunitarios entre 1.500 y 3.500 kilómetros, de 300 euros para el resto de los vuelos y de 600 euros cuando el transporte alternativo se retrase más de cuatro horas.

Asimismo, el pasajero afectado por "overbooking" podrá elegir entre recibir el precio íntegro del billete en un plazo de siete días, retornar al punto de inicio del viaje si la cancelación se produce a mitad de camino, además de reembolsar el precio del viaje contratado en una semana natural; finalizar el viaje ya iniciado en condiciones comparables y lo antes posible; o bien concluir el trayecto final en la fecha que convenga al pasajero, dependiendo de las plazas disponibles.

Aparte de estas indemnizaciones, FACUA advierte a los usuarios que tienen derecho a reclamar indemnizaciones por los daños y perjuicios adicionales derivados de este tipo de situaciones, siempre que puedan ser acreditados.

Ya somos 190.852