La Unión Europea prohibirá en 2020 el pesticida clorpirifós por su peligro para la salud

Se trata del insecticida más usado en España en agricultura desde mediados de los años ochenta.

La Unión Europea prohibirá en 2020 el pesticida clorpirifós por su peligro para la salud

La Unión Europea tiene previsto prohibir el pesticida clorpirifós debido a su peligrosidad para la salud. Se trata del insecticida más usado en España en agricultura desde mediados de los años 80.

Según ha publicado El Confidencial, la Comisión Europea ha informado de que se va a prohibir su uso a partir de enero de 2020 por los riesgos que implica para la salud humana, la fauna y el medioambiente.

España se encuentra a la cabeza de los países que más utilizan este producto, que otros Estados miembro de la Unión Europea ya tienen prohíbido, y se usa más habitualmente para tratar los cultivos de naranjas, mandarinas y plátanos, según la investigación que El Confidencial y otros medios de comunicación internacionales han realizado acerca de este producto.

Así, han dado a conocer que el clorpirifós se encuentra en uno de cada diez alimentos testados entre 2015 y 2017, y alertan de que, según informes de distintos centros de investigación, este insecticida puede dañar el desarrollo cerebral y del sistema nervioso de los niños, y está entre los factores que pueden llevar al desarrollo del autismo, la pérdida de coeficiente intelectual o la obesidad.

El clorpirifós fue desarrollado como pesticida en 1965 por la multinacional estadounidense Dow Chemical y en España se empezó a utilizar de forma masiva a mediados de los años 80. Actualmente, hay cinco empresas que comercializan distintos formulados del clorpirifós autorizados para su uso en cultivos.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha señalado que la Unión Europea controla continuamente la conveniencia del uso de pesticidas como el clorpirifós y que las últimas revisiones, en 2015, 2016 y 2017, han resultado favorables en todos las áreas de evaluación.

En este sentido, el clorpirifós es el pesticida de mayor uso en las muestras que analizó el Ministerio entre esos dos años. De entre los 4.677 test donde se buscó este insecticida, se hallaron residuos del mismo en 400 casos -66 de ellos de productos procedentes de otros países-, un 8,5% del total. Se detectaron en 40 alimentos diferentes, con mayor presencia en mandarinas, naranjas y plátanos. Diecisiete de las muestras examinadas superaban el límite máximo autorizado de residuos de clorpirifós.

Ya somos 224.205