Detenidos en Torrent (Valencia) nueve jóvenes por estafar 75.000 euros con falsos empleos en internet

Los arrestados tienen entre 19 y 21 años y usaban los datos personales de las víctimas para usurpar identidades, falsificar documentación, solicitar microcréditos y comprar teléfonos de alta gama 'online'.

Detenidos en Torrent (Valencia) nueve jóvenes por estafar 75.000 euros con falsos empleos en internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido a nueve jóvenes de entre 19 y 21 años en Torrent (Valencia) por presuntamente formar un grupo criminal de ámbito nacional que ha estafado más de 70.000 euros a 132 personas con ofertas de trabajo falsas en internet. Se investiga a otras dos personas que ya estaban en prisión.

Las detenciones se enmarcan en la segunda fase de una operación policial que comenzó en 2018. Los responsables, al parecer, publicaban falsas ofertas de trabajo en internet y, a través de ellas, conseguían la documentación de sus víctimas para su supuesta contratación. Con esta información, usurpaban identidades, falsificaban documentación, solicitaban microcréditos y compraban teléfonos de alta gama en tiendas online, según han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los sospechosos, supuestamente, aportaban una dirección ficticia a la empresa de créditos, de modo que muchas de las víctimas no sabían que estaban inscritas en el registro de morosos por el impago del crédito, ya que no recibían notificación alguna.

Los investigadores han identificado a 132 víctimas, a quienes habían estafado un total de 74.521 euros, al crear 56 cuentas bancarias, con las que contrataban uno o varios créditos a nombre de estas personas.

En concreto, el modus operandi que utilizaba la organización consistía presuntamente en publicar falsas ofertas de trabajo con las que conseguían la documentación de personas para su supuesta contratación. Posteriormente, la empleaban para falsificar documentos y abrir cuentas bancarias con esos nombres y un domicilio falso, que solía estar ubicado en aldeas o pueblos pequeños de otras provincias que nada tenían que ver con los estafadores.

Con esa documentación, supuestamente, solicitaban préstamos vía internet y remitían las tarjetas a las direcciones facilitadas por los integrantes de la organización, que una vez recibían las cantidades de los préstamos, traspasaban el dinero a otra cuenta bancaria, manejada por el presunto cabecilla de la organización. De igual manera, al parecer realizaban compras de productos en comercios, con una financiación a 12 meses, a través de la identidad usurpada de los supuestos compradores.

La presunta organización criminal se caracterizaba por una alta especialidad en este tipo de estafas y cada integrante actuaba con papeles diferenciados, ha destacado la Policía Nacional. De este modo, los conseguidores obtenían los datos personales de las víctimas, mientras que otros eran los facilitadores de los medios, en este caso cuentas bancarias, para lograr el dinero presuntamente estafado, que después se repartían a través de los microcréditos.

Un operativo con 30 detenidos

Estas nueve detenciones en la segunda fase del operativo se suman a otras llevadas a cabo por la Policía Nacional en octubre de 2018. En esa ocasión fueron detenidas 21 personas, que presumiblemente habrían estafado unos 150.000 euros a 183 víctimas y creado 171 cuentas bancarias para ello. El supuesto cabecilla de este grupo criminal ya ha ingresado en prisión por estos hechos.

El inicio de las investigaciones se remonta a principios de 2018, cuando los agentes tuvieron conocimiento de varias denuncias procedentes de distintos puntos de la geografía española, siempre con un mismo patrón de actuación. A las víctimas se les denegaba un crédito o tarjeta bancaria, al estar inscritas en la base de datos de morosos por una deuda.

Ya somos 224.205