FACUA considera inaceptable el cobro directo a los usuarios que valoran exigir los gruistas

La Federación denuncia que con esta práctica se continuaría utilizando a los usuarios como rehenes en el conflicto con el agravante de que los gruistas tendrían garantizados sus ingresos en unos días en que la ola de frío que azota España va a incrementar la demanda de grúas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera inaceptable el cobro directo a los usuarios anunciado por los gruistas para garantizar sus ingresos mientras duran sus medidas de presión a las aseguradoras en lugar de dejar de prestar sus servicios a través del paro patronal que iniciaron el pasado 21 de enero.

FACUA denuncia que con esta práctica, que estudian las empresas del sector según han anunciado la Confederación Española de Empresas de Asistencia en Carretera (Cepas) y la Asociación Nacional de Asistencia en Carretera (Aneac), se continuaría utilizando a los usuarios como moneda de cambio en el conflicto que mantienen con las aseguradoras de vehículos.

La Federación advierte que es inasumible que cuando el usuario lo requiriese, su aseguradora le enviase una grúa para que le cobrase unos servicios que están incluidos en la póliza. FACUA considera que esta fórmula podría dar lugar a abusos y problemas para recuperar las cantidades.

Las aseguradoras no podrían requerir a los usuarios que pagasen a los gruistas ninguna cantidad en concreto, ya que son ellas quienes por contrato deben asumir dicho pago.

Así, la fórmula sería que el usuario localizase directamente a las empresas de grúas, lo mismo que está ocurriendo desde el inicio del paro patronal, pero con el agravante, denuncia FACUA, de que quienes lo han llevado a cabo tendrían garantizados sus ingresos en unos momentos en que la ola de frío que azota España va a incrementar de forma considerable la demanda de grúas.

FACUA continúa exigiendo al gobierno que actúe ante el cierre patronal emprendido por los gruistas de buena parte de España. Desde la Federación se insiste en que el paro convocado no es una huelga sino un cierre patronal utilizado como medida de presión por parte de las asociaciones de gruistas ante la patronal de las aseguradoras para aumentar los precios, por lo que el Gobierno debe implicarse y asegurar que los derechos de los usuarios no se vean vulnerados.

FACUA considera necesaria la intervención del Gobierno para asegurar una serie de servicios mínimos que no dejen desatendidos a los usuarios. Asimismo, desde FACUA se hace un llamamiento al diálogo entre la patronal de las aseguradoras (Unespa) y las asociaciones de gruistas para que lleguen a un acuerdo sin necesidad de tomar a los consumidores como moneda de cambio.

De este modo, FACUA recuerda que los posibles afectados del paro previsto tienen derecho a reclamar indemnizaciones a las compañías aseguradoras por los daños que puedan sufrir sus vehículos en caso de que queden abandonados en la carretera.

En este sentido, los automovilistas que sufran una avería y tengan que abandonar su coche por falta de asistencia como medida de garantía han contactar con a la compañía aseguradora y dejar constancia por escrito de forma fehaciente de que han solicitado el servicio.

Así, podrán reclamar indemnizaciones con posterioridad si su coche sufre daños por el abandono. Del mismo modo, si los usuarios se ven obligados a solicitar los servicios de un taller, la factura del mismo está obligada a pagarla la compañía aseguradora con la que se tiene concertado la cobertura del automóvil.

Ya somos 198.329