FACUA Extremadura insta a Sanidad a resolver de inmediato el mal estado de los centros sanitarios

Una trabajadora resultó herida en Badajoz al desprenderse el lucido de una ventana del centro médico Los Pinos. No es el primer caso, en marzo denunció la caída del techo del Hospital Universitario de Badajoz.

FACUA Extremadura insta a Sanidad a resolver de inmediato el mal estado de los centros sanitarios
Imagen: Google Maps.

FACUA Extremadura insta a la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales a que resuelva de inmediato las deficiencias en las infraestructuras de los centros médicos de la comunidad autónoma tras un nuevo desprendimiento de parte de uno de ellos. Esta vez, varios medios de comunicación indican que la caída del lucido o cornisa de una ventana de la primera planta del centro sanitario Los Pinos, en Badajoz, ha dejado a una trabajadora de la limpieza herida en el antebrazo y con una contusión lumbar por este percance.

Según informan diferentes medios, la Junta de Extremadura ha indicado que "el percance no guarda relación con las grietas aparecidas hace meses en la fachada, según informa la empresa encargada de la seguridad y supervisión del edificio". La asociación considera inadmisible que el inmueble lleve meses con grietas, desconchones o suelos levantados, con el peligro que eso conlleva para la seguridad de los pacientes y trabajadores que allí acuden.

FACUA Extremadura ya denunció ante el organismo autonómico el mal estado de los centros médicos el pasado mes de marzo, cuando se desprendió parcialmente el techo de la sala de observación del Hospital Universitario de Badajoz. En este caso, la caída también provocó daños a parte de los pacientes que se encontraban en las instalaciones en ese momento.

Igualmente, denunció en abril que el Hospital Virgen de Montaña, en Cáceres, presentaba un estado de conservación muy mejorable, existiendo incluso la intención de cerrar el centro en 2019, pero que se mantenía abierto a la espera de que se hagan obras en otro hospital de la zona. Actualmente sólo ofrece el servicio de urgencias, Punto de Atención Continuada (PAC), desde las 15.30 a las 8.00 horas.

Otro ejemplo de la merma de la calidad de las infraestructuras extremeñas es la tardanza en la construcción del nuevo centro hospitalario de la zona Don Benito-Villanueva de la Serena para mejorar las deficiencias del hospital comarcal. Proyecto que se anunció por primera vez en 2005 y que recientemente FACUA Extremadura ha reclamado su puesta en marcha a la consejería.

FACUA Extremadura considera que la administración regional debe garantizar con urgencia que las infraestructuras médicas a lo largo de toda la comunidad autónoma presenten un estado de conservación que posibilite el correcto desarrollo de las actividades profesionales que tienen lugar en ellas, y que se preserve la seguridad y la salud de las personas que se encuentren en el interior de los edificios.

La asociación puntualiza que es responsabilidad de la administración autonómica garantizar "la calidad de las prestaciones", según recoge el artículo 28,1 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud. Ese mismo artículo indica que, para lograr dicha calidad, "podrán realizar auditorías periódicas independientes".

Asimismo, la Ley 10/2001, de 28 de junio, de Salud de Extremadura, recoge en su artículo 3, que "la presente Ley se inspira en los siguientes principios: b) Universalización de la atención sanitaria, garantizando la igualdad efectiva en las considicones de acceso a los servicios y actuaciones sanitarias. f) Eficacia y eficiencia en la asignación, utilización y gestión de los recursos. g) Mejora continua de la calidad de los servicios y prestaciones".

Ya somos 224.205