Movistar devuelve 147 euros a un usuario del que portó la línea fija y una móvil sin su consentimiento

Tras la reclamación de FACUA, la compañía abonó al afectado, de Santa Cruz de Tenerife, el dinero cobrado indebidamente por cuotas, consumos y la instalación de la fibra entre marzo y junio de 2018.

Movistar devuelve 147 euros a un usuario del que portó la línea fija y una móvil sin su consentimiento

Tras la actuación de FACUA-Consumidores en Acción, Movistar ha devuelto 146,88 euros cobrados de manera indebida a un usuario del que portó la línea fija y una móvil sin su consentimiento.

En febrero del año pasado, Luis M.M., residente en Santa Cruz de Tenerife, solicitó a su compañía, Jazztel, darse de alta en la fibra óptica. Cansado de que un mes después aún no lo hubieran resuelto, Luis decidió cambiar de compañía y pedir la portabilidad de su contrato a Movistar, que incluía tres líneas móviles y el servicio de fibra de internet. Sin embargo, un par de días después de iniciar la portabilidad, tras una contraoferta de Jazztel, este usuario cambió de idea y decidió quedarse con ellos. Al haber pasado solamente unos días, el afectado estaba dentro del periodo legalmente establecido para ejercer su derecho de desistimiento. A pesar de estar en su derecho a cancelarla, Movistar siguió adelante con la portabilidad de manera unilateral.

Después, los técnicos de Movistar contactaron con Luis para instalarle la fibra óptica. Dado que él ya había cancelado la portabilidad, el afectado preguntó extrañado a Jazztel por esta instalación, sorprendido de que fuese Movistar quien le llamase. Sin embargo, Jazztel le tranquilizó, y le indicaron erróneamente que, pese a que eran de Movistar quienes estaban tratando de instalarle la fibra, también lo hacían a petición de ellos. Por esto, Luis accedió, confiado en que sería Jazztel quien finalmente le prestaría el servicio.

A pesar de esto, Movistar comenzó a facturarle el servicio de internet y una de las tres líneas de móvil y Luis empezó a recibir las correspondientes facturas por cuotas y consumo, e incluso, por el coste de la instalación de la fibra, durante varios meses.

Ante la situación de indefensión que sintió, el usuario decidió acudir a FACUA para que Telefónica le anulara todas las facturas que había pagado, y le devolviera las cantidades cobradas indebidamente.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió entonces a Teléfonica en nombre del afectado. En su escrito, recordaba que el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, en su artículo 68, contempla que el derecho de desistimiento ampara al usuario para "dejar sin efecto el contrato" que ha realizado "sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización" y que "serán nulas" las "cláusulas que impongan" al usuario "una penalización" por ejercer este derecho, que concluirá a los catorce días naturales desde el día en que se hizo el contrato sin coste alguno para éste.

Telefónica también le cobró por "coste de instalación de fibra", pero el Real Decreto Legislativo 1/2007, en su artículo 66 quáter, establece que "queda prohibido" el "suministro al consumidor" de la "prestación de servicios no solicitados por él cuando (...) incluyan una pretensión de pago de cualquier naturaleza", y si ocurre, "no estará obligado a su devolución o custodia" ni se le podrá reclamar "pago alguno".

Tras la reclamación de FACUA, Telefónica reconoció la irregularidad cometida y aceptó devolver a Luis 146,88 euros cobrados como cuotas, consumo y coste de instalación de fibra entre marzo y junio de 2018.

Ya somos 224.939