FACUA advierte que las medidas liberalizadoras en el comercio sólo benefician a las grandes superficies

La Federación considera que los consumidores no necesitan la ampliación horaria aprobada por el Gobierno central.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) muestra su total desacuerdo ante las medidas liberalizadoras que establece el Gobierno Central en el Decreto 6/2000 en materia de horarios comerciales. FACUA considera que estas medidas sólo benefician los intereses económicos de las grandes superficies, sin tener en cuenta los intereses reales de los consumidores, quienes no han reclamado, en ningún momento, la ampliación de los horarios comerciales, como ponen de manifiesto sendas encuestas realizadas por FACUA y el Centro de Investigaciones Sociológicas.

Con este Decreto, el Gobierno aprueba la libertad de horario para el pequeño comercio, al mismo tiempo que amplía los horarios comerciales de los grandes establecimientos, que pasan a tener 90 horas de apertura semanales en lugar de las 72 actuales, y la ampliación paulatina hasta 12 domingos y festivos anuales (en lugar de los 8 actuales). Además, el Decreto deja abierta la posibilidad de que en el año 2005 se establezca la liberalización total de los horarios comerciales.

Este tipo de medidas está en línea con las pretensiones de la gran patronal del comercio, que no busca, de momento, la libertad horaria total, puesto que lo que le interesa, por ahora, es la ampliación en la apertura de domingos y días festivos, para poder llegar hasta los 16, de forma que puedan abrir el primer domingo de cada mes y otros cuatro días festivos en torno a las fechas de Navidad y Reyes.

Además, la Federación hace hincapié en el hecho de que el problema de los consumidores en materia de comercio no radica en la falta de tiempo para hacer las compras, sino en las constantes subidas de los precios que afectan principalmente a los productos de primera necesidad, y la posición cada vez más desfavorable del pequeño comercio, lo que implica una desaparición paulatina de la competencia en este sector. Por tanto, FACUA pone en duda que este tipo de medidas liberalizadoras vaya a repercutir en un beneficio para los consumidores.

Ya somos 198.216