FACUA aconseja a los afectados por la huelga de vigilantes de seguridad de El Prat que reclamen ante AENA

La asociación advierte de que ni la empresa ni el Ministerio de Fomento pueden desentenderse de los problemas que afectan a la gestión de las instalaciones.

FACUA aconseja a los afectados por la huelga de vigilantes de seguridad de El Prat que reclamen ante AENA

FACUA-Consumidores en Acción aconseja a todos los pasajeros que puedan verse afectados por la huelga de vigilantes de seguridad del aeropuerto de El Prat que reclamen ante AENA los posibles perjuicios que pudieran sufrir, en caso de perder un vuelo o por un retraso importante a consecuencia de la protesta laboral.

La asociación considera que ni la sociedad estatal de aeropuertos ni tampoco el propio Ministerio de Fomento deben eludir su obligación de responder ante el problema y las consecuencias que puedan sufrir los pasajeros a partir del inicio de la huelga.

Los trabajadores de la empresa Trablisa, que gestiona desde el año pasado la seguridad en El Prat, han convocado una huelga indefinida de 24 horas desde la medianoche de este viernes 9 de agosto. La Delegación del Gobierno en Cataluña, por su parte, ha decretado unos servicios mínimos del 90%.

FACUA considera que AENA debe asumir todos los perjuicios que puedan padecer los pasajeros a consecuencia de la huelga en el aeropuerto de El Prat si pierden vuelos o sufren grandes retrasos: el coste de la comida y bebida que los afectados deban afrontar por las esperas, del alojamiento si el pasajero no reside en Barcelona y se ve obligado a pernoctar en la capital catalana, así como el coste de los vuelos que pierdan, incluidos los de conexión que hayan perdido a consecuencia de los retrasos sufridos en el capital catalana.

Para ello, la asociación recomienda a los usuarios que conserven los justificantes de cada gasto que se vean obligados a realizar, a fin de sostener las reclamaciones que presenten ante AENA y añadirlos a la misma y pedir a la sociedad estatal aeroportuaria que corra con esos gastos.

FACUA reitera que los perjuicios que están sufriendo los usuarios no son atribuibles a las aerolíneas, sino al deficiente funcionamiento de un servicio esencial del aeropuerto del que AENA es responsable principal. La asociación defiende el legítimo derecho de los trabajadores a la huelga como medida para defender sus derechos y reivindicaciones laborales, aunque al mismo tiempo considera injusto que deban ser los consumidores quienes soporten las consecuencias finales de la huelga teniendo que cargar con los perjuicios económicos que les supongan los retrasos.

FACUA critica, una vez más, que las asociaciones de consumidores y usuarios no tengan representación en los comités de coordinación aeroportuaria, en los que sí están presentes las administraciones, los sindicatos y la propia AENA, encargados del seguimiento y la evaluación del funcionamiento de los aeropuertos en España y de velar por la calidad de los servicios.

Ya somos 224.742