Un error en la identificación de la carne mechada con 'Listeria' retrasó la alerta sanitaria 4 días

Las muestras de la carne procedente de Sevilla se etiquetaron como si fuera de Málaga y viceversa, lo que dificultó detectar el origen del foco.

Un error en la identificación de la carne mechada con 'Listeria' retrasó la alerta sanitaria 4 días

Un error en la identificación de las muestras de carne mechada contaminada con Listeria monocytogenes retrasó la declaración de la alerta sanitaria por parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Según informa el diario ABC de Sevilla, un informe interno de la consejería afirma que este fallo en las etiquetas demoró hasta cuatro días la adopción de medidas y retirada de venta al público del producto infectado que se comercializaba bajo la marca La Mechá.

La Junta de Andalucía responsabiliza del error de identificación al gobierno municipal al señalar en su informe que "el hecho de que se produjera un error en la identificación de las muestras en el Laboratorio Municipal del Ayuntamiento de Sevilla ha hecho que la orientación de la investigación y posiblemente la adopción de medidas en la empresa de Sevilla se haya retrasado cuatro días". Sin embargo, desde el Consistorio sevillano indican que las muestras venían mal etiquetadas por la propia Junta de Andalucía, encargada de recogerlas e identificarlas.

El Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla fue el encargado de analizar las muestras alimentarias porque el Consistorio tiene delegadas las competencias en materia de inspección de consumo en Andalucía.

Según el informe, dicho laboratorio comunicó a la Junta de Andalucía el pasado 9 de agosto que, aun "sin haber concluido el período de análisis, es indudable que una carne mechada es positiva a listeriosis, e identificó la carne con la elaborada por un establecimiento de Benaoján", en la provincia de Málaga. Además, continúa el texto que fue el día 14, cuando el Laboratorio Municipal de Sevilla notificó a la Junta que había habido "un error" y que "los resultados iniciales (todavía provisionales) positivos no se correspondían con la carne mechada elaborada en el establecimiento de Benaoján (Málaga), sino con la del establecimiento Magrudis, ubicado en Sevilla, que elabora la carne que se distribuye con el nombre de La Mechá".

Conocido entonces el error, "hace que se reorienten las acciones hacia esta empresa sevillana, tanto más cuanto que es la carne y marca que están presuntamente implicadas", señala la Junta, en un segundo brote, detectado el día 12, en San José de la Rinconada. El día 14 se había detectado otro brote en el pueblo sevillano de Alcalá del Río. Las 30 personas expuestas y dos hospitalizados habían consumido la carne mechada de la marca La Mechá.

El jueves 15, a las 13.00 horas el laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla envía una comunicación a la Consejería que confirma "claramente" que la contaminación por listeria es "muy abundante" en la carne mechada que elabora Magrudis. Es entonces cuando se decreta la alerta sanitaria.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla ha señalado a ABC que es la Junta de Andalucía quien se encarga de la recogida e identificación de las muestras, y que el error estuvo en que se etiquetó la procedente de Málaga como si fuera de Sevilla y viceversa, destacando que los veterinarios municipales no intervinieron en este proceso de identificación inicial.

Únete a la plataforma de afectados por la carne mechada La Mechá
Ya somos 297