Compras

Horarios comerciales: las necesidades reales de los consumidores

La coexistencia de distintas formas de distribución enfrenta a sindicatos, empresarios y gobiernos, y todos ellos usan argumentos que dicen defender los intereses de los usuarios.

Por Paco Sánchez Legrán

Desde hace décadas se viene produciendo una confrontación de posiciones entre distintos sectores de la sociedad en torno a la necesidad de liberar o regular los horarios comerciales, y debo decir que esta confrontación está siendo ganada poco a poco por las grandes empresas del sector. Éstas van imponiendo, con el apoyo de distintos gobiernos -central o autonómicos- una mayor liberalización de los horarios.

En contra de estas posiciones se encuentran los sindicatos de trabajadores del comercio y las agrupaciones patronales de la pequeña y mediana empresa de dicho sector, que defienden una regulación racional de horarios. Entienden que la libertad total de los mismos daña los intereses laborales y económicos de los trabajadores y de dichas empresas.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 45.656