Magrudis empezó clandestinamente dos años antes de tener Registro Sanitario, durante la alcaldía de Zoido

El fabricante de los productos La Mechá declaró una cifra de negocios neta de casi 75.000 euros en el segundo semestre de 2013 y aumentó a 259.000 en 2014.

Magrudis empezó clandestinamente dos años antes de tener Registro Sanitario, durante la alcaldía de Zoido
Imagen: David Arjona/Efe.

El fabricante de los productos que han provocado el brote de listeriosis inició su actividad de forma clandestina en 2013, durante la alcaldía del exministro del Interior popular Juan Ignacio Zoido. Así, Magrudis se constituyó dos años antes de obtener el registro sanitario de la Junta de Andalucía y cinco antes de contar con licencia de actividad municipal.

El PP Andaluz destacó en un tuit el pasado viernes que Magrudis "funcionó 5 años sin permiso municipal" para poner de manifiesto la "responsabilidad" que efectivamente tuvo al respecto el gobierno del socialista Juan Espadas. En realidad fueron cinco años y medio, desde finales de junio de 2013 hasta finales de diciembre de 2018. Y dos de ellos coincidieron con la segunda mitad de la alcaldía de Zoido, que finalizó en junio de 2015.

Magrudis operó careciendo de la preceptiva licencia de actividad sin que el Ayuntamiento se percatase. Y es que la empresa esperó a que pasaran dos años desde el comienzo de sus operaciones para solicitar, en 2015, el alta en el Registro Sanitario autonómico y a diciembre de 2018 para presentar la declaración responsable que le permitió contar con licencia de actividad desde entonces.

El Gobierno del socialista Juan Espadas ni siquiera se dio cuenta de que el fabricante de los productos La Mechá estaba desarrollando sin esa licencia su negocio alimentario desde una nave del Polígono Industrial El Pino pese a que le hizo allí dos inspecciones, en noviembre de 2016 y en julio de 2017.

Fue después de que la Consejería de Salud notificase al Ayuntamiento el alta de Magrudis en el Registro Sanitario en 2015 cuando comenzaron esas inspecciones municipales, pero los protocolos previstos en el plan inspector elaborado por la autoridad sanitaria autonómica no prevén que se verifique si las empresas cuentan con licencia municipal.

Protocolos que FACUA-Consumidores en Acción ha solicitado que se modifiquen mediante una reforma legal que además establezca que los plazos para realizar las inspecciones a las empresas alimentarias en función de sus niveles de riesgo sean obligatorios para las administraciones autonómica y locales -Sevilla, Málaga y Granada tienen transferidas esas competencias- y no "flexibles".

Desde junio de 2013

Magrudis comenzó su actividad el 20 de junio de 2013 y se constituyó con un capital social de 3.005 euros. Así consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) del 1 de agosto de ese año, donde figura que se constituyó declarando como objeto social "el comercio al por mayor y por menor de carne, embutidos y derivados". Su domicilio entonces era el mismo que tiene en la actualidad en la capital sevillana y que acaba de precintar el Ayuntamiento, en la calle Pino Silvestre del Polígono Industrial El Pino (Parcela 31-A-3, nave 20).

En sus seis primeros meses de actividad -la segunda mitad de 2013-, la empresa declaró una cifra de negocios neta de 74.663 euros. En 2014 experimentó un importante crecimiento y las ventas se elevaron a 259.381 euros, según consta en sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Las cuentas de años posteriores están accesibles a través de webs como Axesor, donde figura que en 2017 Magrudis declaró una cifra de negocios de 593.309 euros, aunque cerró con un balance positivo de sólo 23.034 euros.

Según sus cuentas de 2017, su activo corriente al terminar ese ejercicio era de 82.298 euros, su pasivo corriente de 34.397 euros y su patrimonio neto, 48.452 euros. En sus últimas cuentas anuales declaró que "el objeto social de la empresa es el comercio mayorista de carne, huevo y leche" y que "dichas actividades se desarrollan en el mismo domicilio donde radica la sede social".

Únete a la plataforma de afectados por la carne mechada La Mechá
Ya somos 301