Magrudis asegura que tiene "unos 20 trabajadores" pero en sus últimas cuentas anuales sólo constan cinco

En sus dos primeros años de actividad declaró que no tuvo ningún empleado. FACUA considera que deberá investigarse si tras el fabricante de los productos La Mechá únicamente está Magrudis o hay más empresas.

Magrudis asegura que tiene "unos 20 trabajadores" pero en sus últimas cuentas anuales sólo constan cinco
Sandro José Marín Rodríguez, quien figura en el Registro Mercantil como propietario y administrador único de Magrudis SLU, durante una intervención en Andalucía Directo.

El administrador único de la empresa cuyos productos han provocado el brote de listeriosis, Sandro José Marín Rodríguez, ha asegurado que tienen "unos veinte trabajadores". Pero en las últimas cuentas anuales de Magrudis SLU sólo constan cinco, dos de ellos fijos y tres no fijos, según ha podido comprobar FACUA-Consumidores en Acción.

FACUA considera que en la instrucción judicial que se abra en los próximos días -la asociación ha interpuesto una querella y la Fiscalía también ha emprendido actuaciones- deberá investigarse si tras el fabricante de los productos La Mechá únicamente está Magrudis o hay más empresas.

Marín Rodríguez se presentó públicamente como "gerente" de Magrudis del viernes 16 de agosto, un día después de que trascendiera contaminación con Listeria en la Carne Mechada La Mechá -la alerta alimentaria ya afecta a todos los productos de la empresa-. Lo hizo en el programa de Canal Sur Televisión Andalucía Directo (ver a partir del minuto 22), donde al ser preguntado por su número de empleados afirmó: "nosotros empezamos hace cinco años, esto es una empresa familiar, no somos una gran empresa ni nada, seremos unos veinte trabajadores".

Tres días después, el 19 de agosto, el padre de Marín Rodríguez, José Antonio Marín Ponce, también se presentó como "gerente" de Magrudis al ser entrevistado por un periodista del diario Abc de Sevilla para un reportaje que publicó el día siguiente.

Según publicó posteriormente el diario El País, Sandro José, que aparece en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) como socio único y administrador de la empresa, sería en realidad un testaferro del auténtico propietario, su padre, que ha dejado al menos otras tres empresas con deudas en dos décadas.

Las cuentas

Magrudis sólo cumplió con la obligación de depositar sus cuentas en el Registro Mercantil con respecto a sus dos primeros años de actividad, 2013 y 2014. Sin embargo, en web especializadas como Axesor están disponibles sus cuentas anuales hasta 2017.

En las cuentas de hace dos años la empresa declaró una cifra de negocios neta de 593.309 euros, frente a los 322.750 euros del año anterior. En el documento relativo a 2017 indicó que durante ese ejercicio tuvo cinco empleados: un hombre y cuatro mujeres. Como trabajadores fijos aparecen un hombre y una mujer; como no fijos, tres mujeres. La media anual de trabajadores contratados se redujo a 2,75.

En las cuentas de 2016, el fabricante de los productos La Mechá señaló que tuvo contratadas a cuatro personas: un empleado fijo y tres trabajadoras no fijas.

Magrudis comenzó su actividad el 20 de junio de 2013 y se constituyó con un capital social de 3.005 euros. Así consta en el Borme del 1 de agosto de ese año, donde figura que se constituyó declarando como objeto social "el comercio al por mayor y por menor de carne, embutidos y derivados". Su domicilio entonces era el mismo que tiene en la actualidad en la capital sevillana y que acaba de precintar el Ayuntamiento, en la calle Pino Silvestre del Polígono Industrial El Pino (Parcela 31-A-3, nave 20).

En sus primeras cuentas anuales, correspondientes al segundo semestre de 2013, la sociedad declaró que no tuvo ningún trabajador contratado durante ese periodo, en el que indicó que tuvo una cifra de negocios neta de 74.663 euros. En las de 2014 tampoco aparece ningún empleado; las ventas declaradas ese año fueron de 259.381 euros.

Magrudis indicó en sus cuentas de 2017 que cerró el año con un balance positivo de sólo 23.034 euros. Su activo corriente declarado al terminar ese ejercicio era de 82.298 euros, su pasivo corriente de 34.397 euros y su patrimonio neto, 48.452 euros. También aparece en ellas que "el objeto social de la empresa es el comercio mayorista de carne, huevo y leche" y que "dichas actividades se desarrollan en el mismo domicilio donde radica la sede social".

Únete a la plataforma de afectados por la carne mechada La Mechá
Ya somos 316