El Ayuntamiento de Brenes niega que aconsejase al dueño de un bar tirar la carne sin marca de Magrudis

El propietario del establecimiento que alertó sobre ella asegura que la arrojó a un contenedor por indicación del concejal de Salud un día antes de que acudiera el veterinario.

El Ayuntamiento de Brenes niega que aconsejase al dueño de un bar tirar la carne sin marca de Magrudis
El envasado de la carne mechada fabricada por Magrudis para Comercial Martínez León carece de marca y otros elementos obligatorios legalmente.

La carne mechada fabricada por Magrudis que apareció en un bar de la localidad sevillana de Brenes y que alertó sobre la existencia de productos de esta empresa comercializados sin su marca La Mechá no pudo ser analizada. El propietario del local asegura que la tiró al contenedor por indicación del Ayuntamiento un día antes de que un veterinario municipal pudiera examinarla, según ha revelado este lunes el diario El País.

FACUA-Consumidores en Acción criticó ayer la irresponsabilidad en la que habría incurrido el concejal delegado de Salud del municipio, que según publicó El País, había reconocido a dicho diario que "aconsejó" al propietario del establecimiento que tirase la carne mechada pese a que no contaba con la información mínima exigida por la legislación en su etiquetado.

Este martes, el Ayuntamiento de Brenes ha desmentido que su delegado de Salud hiciese esa afirmación a El País y ha pedido al periódico que rectifique la información. También lo ha solicitado a FACUA, que se hizo eco de la noticia.

Distribuida por Comercial Martínez León

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía no fue avisada ni intervino en este proceso hasta que el veterinario le remitió el expediente. El propietario del establecimiento -que pide no ser identificado por temor a que los vecinos dejen de acudir-, ignoraba que la carne mechada que servía en las tostadas del desayuno era de Magrudis porque su proveedor, Comercial Martínez León, le entregaba los lotes sin indicación sobre el fabricante. "Cuando saltó la alerta sanitaria, yo estaba tranquilo porque estaba seguro de que mi carne no era la contaminada", ha explicado al citado diario.

Sin embargo, el día 16 de agosto recibió la llamada de la empresa distribuidora alertándole de que su producto era de Magrudis. "Me dijeron que el lote que estuviera abierto lo tirara y que el otro lo metiera en la cámara frigorífica porque vendrían a recogerlo. Ese mismo viernes eché a la basura la partida que estaba abierta y la que estaba envasada al vacío la guardé", recuerda. El dueño del bar relata que empezó a llamar a sus clientes para avisarles de que habían podido comer carne mechada contaminada.

Paralelamente, uno de los afectados por listeriosis del municipio asegura que se puso en contacto con el concejal delegado de Salud y Relaciones Sindicales del Ayuntamiento de Brenes, Rafel Mudarra (PSOE), para advertirle de que en uno de los establecimientos de la localidad se había vendido carne mechada infectada. "Llamé al veterinario de la zona para que pasara por algunos locales a comprobar los productos que ofrecían", ha explicado a El País. Mudarra nunca contactó con la Consejería de Salud para comunicarle sus sospechas. "Era necesario que nos aseguráramos antes", dice.

El concejal se pasó por el bar el martes 20 de agosto a las 20.30 horas de la noche, según afirma su dueño. "Expliqué al Ayuntamiento todo lo que había hecho y le entregué las fotos de la carne que me habían vendido", dice el propietario del local. "El Ayuntamiento me recomendó que la tirara y para no mancharme las manos, por si acaso, la llevé toda al contenedor", indica. Mudarra reconoce que visitó el establecimiento para verificar que allí se había servido la carne mechada contaminada y, según publicó El País, "aconsejó" al dueño que la tirará. "En ningún momento ordené nada, porque yo no tengo competencias para ello", aseguró al diario.

Cuando el veterinario de zona se presentó al día siguiente, no pudo inmovilizar el lote de carne para poder tomar muestras. "Se enfadó bastante", indica el propietario del establecimiento. Fue el veterinario el que, de acuerdo con el Ayuntamiento de Brenes, comunicó la existencia de la carne mechada sin etiquetar a Consejería de Salud.

El edil justifica que no alertara inmediatamente a la Junta porque "solo había sospechas". El Gobierno autonómico ha afirmado que tuvo conocimiento de la existencia de la carne mechada de Magrudis sin etiquetar el miércoles 21 de agosto, según informó el subdirector de Protección de la Salud, Jesús Peinado. La Junta de Andalucía amplió la alerta a todos los productos de Comercial Martínez León dos días después.

De los análisis realizados por el laboratorio municipal de Sevilla sobre alimentos distribuidos por Comercial Martínez León, sólo la carne mechada ha dado positivo en Listeria.

Únete a la plataforma de afectados por la carne mechada La Mechá
Ya somos 321