Bio

Más botijos y menos botellas de plástico

El consumo de agua embotellada puede acarrear problemas para la salud, pese a que su uso no deja de crecer.

Por Ricardo Gamaza

La mayoría de las botellas plásticas que hay en el mercado son de un solo uso: rellenarlas puede tener graves efectos a largo plazo sobre nuestra salud. Los expertos recomiendan el agua de grifo (la que más controles sanitarios tiene) y los envases de cristal, aluminio o acero? y por supuestos los tradicionales de barro o cerámica como el botijo.

Los romanos lo llamaban buttis y ha formado parte de la historia del agua en nuestro país, aunque ahora encontrar un botijo es casi una misión imposible, especialmente en establecimientos de restauración o bares para poder refrescarse ante las altas temperaturas. El botijo ha quedado casi como un utensilio ornamental en estos tiempos en los que el plástico lo ha invadido todo. Sin embargo, la capacidad de enfriamiento de un botijo no lo tiene una botella de plástico que, además, señalan los expertos en nutrición, puede traer consigo problemas en nuestra salud si usamos estos envases sintéticos como recipiente en el que rellenamos el agua que consumimos.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 45.656