Cetelem amenazó con el registro de morosos a un usuario por no pagar un préstamo que ya estaba cancelado

Tras la reclamación de FACUA Euskadi, la entidad anuló los cargos indebidos. En reiteradas ocasiones, intentó cobrarle una mensualidad posterior a la de la fecha en que liquidó el capital pendiente del crédito.

Cetelem amenazó con el registro de morosos a un usuario por no pagar un préstamo que ya estaba cancelado

Banco Cetelem amenazó con incluir en un registro de morosos a un usuario por no pagar un préstamo que ya estaba cancelado. Tras la actuación de FACUA Euskadi, la entidad ha anulado el cargo que pretendía que le pagara un cliente de Bilbao pese a que en reiteradas ocasiones les advirtió de que se trataba de una mensualidad posterior a la fecha en que había liquidado la totalidad del capital pendiente del crédito.

En abril, J.L.F.D., residente en Bilbao, contactó con la entidad para conocer cuánto tenía que pagar para cancelar el crédito. Le indicaron que procediese a abonar los 6.576 euros de capital pendiente el último día del mes y que no tendría que pagar ninguna comisión por la cancelación anticipada. También le advirtieron de que tendría que devolver el cargo del recibo correspondiente a mayo, debido a que ya lo habían emitido.

Sin embargo, aunque el usuario procedió de la manera en que le indicaron desde Cetelem, se encontró con la sorpresa de que en junio volvieron a cargarle el recibo del mes anterior que había rechazado. Al contactar con la entidad, le confirmaron que la deuda estaba cancelada pero que se estaban emitiendo los requerimientos de pago "por un problema informático".

Llamadas, SMS y cartas a su domicilio

Desde entonces, diversos teleoperadores del banco llamaron al usuario con un tono incómodo y a horas intempestivas para exigirle el pago, con la amenaza de que lo incluirían en un registro de morosos y emprenderían acciones judiciales contra él, sin atender a sus explicaciones de que ya había cancelado el crédito contratado abonando la totalidad de la cantidad marcada por Cetelem. Posteriormente, comenzaron a llegarle SMS y cartas a su domicilio en las que seguían instándole a abonar la inexistente deuda.

J.L.F.D. se dirigió entonces a FACUA Euskadi para que defendiera sus derechos como usuario. Finalmente, tras el escrito presentado por el equipo jurídico de la asociación, Cetelem procedió a anular por completo la supuesta deuda de 89,91 euros. "Me ha sorprendido la rapidez con la que FACUA Euskadi logró que este banco dejara de incordiarme con llamadas para exigirme una deuda que yo nunca contraí. Les estoy muy agradecido por la rápida resolución", ha destacado J.LF.D.

"Lamentamos profundamente los errores acaecidos", señala el Servicio de Atención al Cliente de Cetelem en su respuesta a la reclamación de FACUA Euskadi. Además del cargo anómalo de la mensualidad posterior a la fecha en que liquidó el importe pendiente del préstamo, la entidad reconoce que cuando recibió la llamada del usuario para conocer cuánto debía abonar para cancelarlo de forma anticipada, se le "informó erróneamente" de que la operación no suponía comisión alguna, si bien la misma ascendía al 1% del importe de la cancelación. Una comisión que también ha sido anulada como consecuencia de la reclamación de la asociación.

Ya somos 226.557