El Gobierno subirá en 2007 los impuestos que gravan el gasóleo

El vicepresidente <b>Solbes</b> indica que el Impuesto de Hidrocarburos en España tiene unas obligaciones comunitarias de aproximación a los mínimos establecidos por Bruselas que deben cumplirse en los plazos establecidos.

El Gobierno elevará en 2007 el impuesto que grava el consumo de gasóleo en unos tres céntimos por litro, dado que la Comisión Europea obliga a todos los estados miembros a acercarse a unos tipos impositivos mínimos en este impuesto y España es el país de la UE con uno de los tipos de gravamen más bajos.

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, indicó hoy que el Impuesto de Hidrocarburos en España tiene unas obligaciones comunitarias de aproximación a los mínimos establecidos por Bruselas que deben cumplirse en los plazos establecidos.

En este sentido, fuentes del departamento de Pedro Solbes indicaron que la Comisión Europea estableció para el año 2007 un tipo impositivo mínimo de 302 euros por cada 1.000 litros de gasóleo, por lo que el tipo español, que se sitúa ahora en 293,8 euros por cada 1.000 litros tendrá que elevarse el próximo año en algo menos de un céntimo de euro por cada litro de gasóleo.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte (Fenadismer) ha protestado enérgicamente contra el anuncio. Para la organización empresarial de pequeños y medianos transportistas, se trataría de "un claro y absoluto incumplimiento" de los acuerdos suscritos con el Gobierno.

Con el ojo puesto en el tabaco

Además de esta subida, el titular de Economía admitió que sigue existiendo la posibilidad de que el Gobierno acometa nuevos aumentos de la fiscalidad del tabaco, ya que las tabaqueras han compensado los últimos incrementos con una rebaja del precio de los cigarrillos.

"Es cierto que la desincentivación [del consumo de tabaco] no se ha producido al 100%, en la medida en que algunas de las empresas productoras de tabaco han compensado las subidas con la bajada del precio de los cigarrillos. En consecuencia, tenemos una cierta contradicción con el objetivo previsto por el Gobierno y eso quiere decir que la posibilidad de volver a incrementar el impuesto sobre el tabaco existe", reiteró.

Hace una semana, la tabaquera hispanofrancesa Altadis pronosticó, en la presentación de sus resultados semestrales, que el Ejecutivo acometería una nueva subida fiscal del tabaco que afectaría principalmente a las marcas de cigarrillos baratos.

En cualquier caso, una subida de impuestos no implica necesariamente que los fabricantes aumenten el precio del tabaco, ya que está en sus manos aplicar o no el incremento al coste final.

Ya somos 190.977