FACUA edita una publicación para advertir a los pensionistas sobre las 'excursiones con trampa'

La Federación desarrolla una campaña para la protección de los consumidores de la tercera edad.

En el marco de su campaña para la protección de los consumidores de la tercera edad, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha editado un folleto informativo en el que, bajo el título de Cuidado con las excursiones con trampa, advierte de los fraudes ocultos bajo excursiones a precio de ganga. Estas excursiones, dirigidas fundamentalmente a pensionistas, suelen presentar un programa de actividades muy atractivo en el que se incluye una presentación comercial que en muchas ocasiones es ocultada o disimulada bajo expresiones del tipo “reunión amena”.

Son en estas presentaciones comerciales en las que hay que tener cuidado, ya que se ponen en venta una enorme variedad de productos, fundamentalmente los conocidos como productos milagros, a los que se atribuyen propiedades falsamente curativas. Durante dicha presentación, en la que muchas veces es obligada la asistencia hasta el final de la misma, se hace hincapié en que se trata de productos imposibles de conseguir en cualquier otro lugar.

Ante esta situación, FACUA aconseja que, antes de realizar alguna excursión, el consumidor se informe de los servicios que se ofrecen durante el viaje y de la existencia de un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles daños, así como que la empresa organizadora posea un número de registro para la celebración de excursiones otorgado por la delegación provincial de Turismo correspondiente.

La Federación advierte que los consumidores no están obligados a permanecer en las presentaciones comerciales que tienen lugar en estos viajes. Además, quienes piensen comprar algún artículo deben valorar si realmente le interesan los productos que se presentan, no dejándose seducir por las supuestas ofertas exclusivas o precios de fábrica, y comparándolos más tarde con la calidad y precio de otros similares que se pueden adquirir en tiendas antes de tomar ninguna decisión de compra. Hay que tener en cuenta, si se decide finalmente adquirir un artículo, que el consumidor sólo dispone de un plazo de siete días para reclamar si se arrepiente de la compra, salvo que haya sido objeto de algún tipo de engaño, caso en el que podrá reclamar en un periodo mayor aportando un contrato o folletos publicitarios que demuestren la existencia de irregularidades.

Ya somos 203.748