La Policía desarticula una red de fraude en Valencia que robó más de 300.000 euros de tarjetas bancarias

Utilizaban métodos de 'phishing' para obtener el dinero de sus víctimas y posteriormente lo utilizaban mediante compra de 'bitcoins', de distintos tipos de artículos y sacándolo de cajeros.

La Policía desarticula una red de fraude en Valencia que robó más de 300.000 euros de tarjetas bancarias
Equipos informáticos y móviles requisados por la Policía durante el registro. | Imagen: Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a tres personas tras una operación en la que ha desarticulado a una red de fraude en Valencía que había robado más de 300.000 euros de tarjetas bancarias. La organización utilizaba métodos de phishing para obtener el dinero de sus víctimas para posteriormente utilizarlo en la compra de bitcoins y artículos y sacándolo de cajeros.

Los investigadores del grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de Valencia realizaron varios registros a domicilios el pasado 13 de octubre. En uno de ellos, localizaron una estación de trabajo -formada por diversos equipos informáticos, monitores equipos inalámbricos, teléfonos móviles y enmascaradores de señal- funcionando a pleno rendimiento y desde donde se realizaba el phishing.

La llamada Operación Pluto, que aún se encuentra en curso, se puso en marcha tras detectar múltiples denuncias en diversas comisarias del país de clientes de bancos que denunciaban haber sido víctimas de phishing y, posteriormente, del uso fraudulento de sus tarjetas de crédito.

Las investigaciones de la Policía llevaron a la conclusión de que se hacían con los datos mediante el envío masivo de correos electrónicos a clientes de entidades bancarias, el uso de software malicioso y diversas técnicas de ingeniería social. Una vez disponían de ellos, los "enrutaban" -enlazaban- a monederos virtuales para poder utilizar las tarjetas mediante un teléfono móvil sin necesidad de poseerlas físicamente.

El análisis de las denuncias determinó que, aunque había víctimas de fraude por todo el territorio español, la organización operaba desde Alicante, Barcelona y Valencia, y que los miembros de la red se desplazaban desde Francia para realizar la extracción de dinero y volvían viajar al país galo una vez terminaban para evitar ser detectados.

La operación policial aún continúa abierta y la Policía no descarta la detención de nuevos miembros de la red criminal que, actualmente, se encuentran en Francia.

Ya somos 228.028