Un año de avances

Tal como se había previsto en nuestro IV Congreso, el ejercicio 2003 ha sido un año de claros avances para FACUA, en el que se ha desarrollado una intensa actividad que permite afirmar que somos un instrumento útil y necesario para la autodefensa de los consumidores andaluces y que permite a éstos intervenir en el mercado y enfrentarse con cada vez mas posibilidades de éxito a los abusos y fraudes que se generan en éste.

Nuestra Federación ha sabido estar a la altura de las circunstancias en relación a grandes problemas como el cierre de las academias Opening, los defectos de fabricación denunciados por cientos de usuarios del Peugeot 307, el sinfín de abusos que se dan en los servicios de telefonía y los numerosos casos de publicidad engañosa que se producido este año, por enumerar algunos. Y esto lo han valorado así los veinte mil consumidores y usuarios que se han acercado a nuestras asociaciones para plantear alguna consulta o tramitar reclamaciones y los varios miles de consumidores y usuarios que se han incorporado como socios a nuestras organizaciones provinciales durante este año.

FACUA ha dejado de ser una organización que ofrecía una dispersión de mensajes y marcas de identidad diferentes en cada provincia, al tener cada una de sus Asociaciones un nombre distinto, para convertirse en una Federación que ofrece un solo nombre y una única marca corporativa con un logo de identificación para el conjunto de las organizaciones que la integran. Cambio que ha contribuido decididamente a que nuestra Federación sea hoy la organización de consumidores andaluza más conocida entre los consumidores de nuestra comunidad y para el conjunto de la sociedad.

FACUA ha pasado de ser una organización ubicada casi exclusivamente en el ámbito andaluz, a convertirse en una organización con cada vez más presencia en el conjunto del Estado y a nivel internacional, con su propias señas de identidad. Este avance queda avalado por nuestra presencia cada vez más asidua en los medios de comunicación junto a las organizaciones de ámbito estatal y por nuestras amplias relaciones de cooperación con el movimiento de consumidores de América Latina y el Caribe y las nuevas vías de relaciones que se están abriendo con organizaciones europeas.

Hemos pasado de tener una sola plataforma informativa, nuestra revista Consumerismo, que nos permite relacionarnos cada dos meses con miles de consumidores y cientos de organismos e instituciones de nuestra comunidad, a disponer también de una plataforma informativa digital a través de nuestro portal en Internet FACUA.org, puesto en funcionamiento en diciembre de 2001 y que nos ha permitido relacionarnos con cientos de miles de consumidores, organismos e instituciones, no solo de Andalucía, sino de toda España y del resto del mundo, como lo demuestran las más de 580.000 visitas que se han producido desde diciembre de 2001 a diciembre de 2003.

FACUA ha pasado de ser una organización en búsqueda de fórmulas que permitieran profesionalizar una parte de su actividad y con ello mejorar su trabajo como federación de ámbito regional y hacer frente a los nuevos retos de la sociedad y de un mercado cada vez más agresivo contra los consumidores, a ser una organización bien estructurada y con decenas de cuadros de profesionales bien preparados y cualificados, para ir asumiendo los nuevos retos y especialmente los de la sociedad de la información.

Todo esto ha sido posible gracias al esfuerzo de todos los hombres y mujeres que participan en las juntas directivas de la Federación y de las organizaciones provinciales y en los distintos departamentos y gabinetes de trabajo, a los colaboradores voluntarios y al conjunto de los miles de asociados, que han sabido mantener un compromiso con el proyecto consumerista democrático, progresista e independiente que FACUA representa, a pesar de los inconvenientes, cantos de sirena, marginaciones y ataques partidistas que estamos sufriendo. No nos ha importado. La ética, la coherencia y la fidelidad a los intereses de los consumidores y usuarios son las guías que alumbran el camino que sigue FACUA.

Sabemos que nuestra actitud independiente y crítica, molesta o asusta a determinadas personas y sectores, que no están a la altura de una sociedad que ha cumplido veinticinco años de Constitución democrática, que reconoce un importante rango a las Asociaciones de Consumidores como vertebradores necesarios de la sociedad civil, junto a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales.

Ya somos 191.228