Sobre FACUA

FACUA seguirá fortaleciendo su modelo de organización independiente y la dirección colectiva

No podemos olvidar nunca que la total independencia de FACUA sólo se puede lograr con al apoyo económico de los asociados a través de sus cuotas anuales.

Por Paco Sánchez Legrán

FACUA Consumidores en Acción está realizando un amplio debate interno para reflexionar sobre sus fortalezas y debilidades y seguir avanzando en el fortalecimiento de su modelo organizativo democrático, independiente y progresista.

Desde el mes de mayo de 2019 hemos comenzado en FACUA un proceso de reflexión interna, con la finalidad de reforzar las fortalezas que ya hemos alcanzando y también para superar las debilidades que aun podamos tener, una vez conseguido que nuestra organización se haya extendido por todo el territorio del estado español y cuente con mas 220.000 asociados, de los que más de 70.000 lo son de pleno derecho -abonan cuotas anuales- y contemos con organizaciones y delegaciones territoriales en las diecisiete comunidades autónomas y tengamos en funcionamiento veinte sedes para atender a los consumidores y usuarios en los que trabajan más de 150 profesionales del derecho, del periodismo, de la contabilidad, del trabajo administrativo, etc.

Durante la primera fase de las reflexiones que hemos realizado en 2019 y que continuarán en 2020 hasta debatirlas y aprobarlas en el IV Congreso, hemos llegado a la valoración de que es necesario que, junto al trabajo que desarrollamos desde la sede central, se garantice que en todas nuestra organizaciones territoriales se vaya homogeneizando nuestro modelo de organización y funcionamiento y se vaya logrando este proceso de la manera más participativa y participada posible.

Asambleas de socios más participativas

No solo hay que garantizar la celebración de las asamblea generales de carácter anual, tal como establecen los estatutos de nuestra organización y de de cada una de nuestras organizaciones territoriales, sino que hay que tratar de fomentar la participación de todos los asociados y asociadas, ya sea con el envío de la documentación que se aprobará en dichas asambleas o facilitando su asistencia directa o a través de delegados territoriales elegidos o aceptados democráticamente.

Hay que mejorar el funcionamiento más participativo en las juntas directivas y trabajar más eficazmente por ampliar su composición y fomentar la distribución de funciones y actividades entre todos sus integrantes, garantizando también el funcionamiento sistemático de los secretariados permanentes, para lograr que nuestras organizaciones tengan un funcionamiento más democrático y participativo, y que las reuniones de los órganos de gobierno sean realmente órganos de debate donde se confronten las distintas ideas y tras ello se adopten los acuerdos democráticamente, buscando el mayor nivel de consenso.

Es una necesidad que cada organización territorial de FACUA tenga un organigrama funcional que responda a la realidad del nivel de desarrollo de cada una de ellas, en el que junto a la composición y funciones de la Junta Directiva y del Secretariado Permanente, se establezca la relación de departamentos de trabajo que realmente estén funcionando o deban de estar en funcionamiento de manera real en la organización, indicando la denominación del mismo, su composición y las funciones que se le asignan, en base al modelo aprobado por FACUA en sus asambleas o congresos.

Para ello, hay que garantizar la celebración de las reuniones periódicas que correspondan, ya sean de la Junta Directiva, del Secretariado Permanente o de los departamentos de trabajo, y hacerlo de una manera bien planificada y con órdenes del día bien establecidos, que fomenten la dirección colectiva y la participación e implicación de todos los directivos, socios colaboradores y profesionales contratados que forman parte de los citados órganos o de los grupos de trabajo. Se trata de evitar cualquier tipo de presidencialismo en nuestras organizaciones y, por tanto, hay que delegar funciones al mayor número de compañeros.

Hay que mejorar los departamentos de reclamaciones

Debemos resaltar que el Departamento de Reclamaciones es posiblemente el grupo de trabajo más importante de cada organización territorial, y de la propia FACUA, y debemos entender como fundamental garantizar el cumplimento del protocolo aprobado por la organización estatal para realizar una buena tramitación de las consultas y reclamaciones de los asociados y de las consultas de los consumidores en general. Sólo con una buena labor en nuestras actuaciones en defensa de los consumidores lograremos seguir aumentando en el número de asociados. Si, además, les informamos bien y los atendemos correctamente en sus denuncias o reclamaciones, lograremos también que los asociados se mantengan dentro de nuestra organización y los fidelicemos.

También debemos tener aprobado unas normas para el funcionamiento de cada local social, donde se establezca: el horario de trabajo y el de apertura y cierre a la atención de los asociados y consumidores en general, el tema de los permisos, retrasos, vacaciones, y demás aspectos necesarios para garantizar los criterios que se deben cumplir por la dirección de cada organización territorial y por todos los profesionales contratados, conscientes de que nuestra primera responsabilidad y misión es defender y representar a los asociados en primer lugar y también al conjunto de los consumidores en general.

Cada organización territorial debe asumir como una mejora de su actividad, y no solo como una obligación aunque lo sea, el cumplimiento adecuado de las normas, protocolos y manuales elaborados por FACUA. Por ello, sus dirigentes y profesionales, deben entender que no se trata de documentos improvisados, sino que recogen las experiencias de decenas de años que han sido adaptadas y aprobadas democráticamente por los órganos de dirección después de un proceso de reflexión, debate y votación. Entendemos que el cumplimiento correcto y adecuado de las mismas ayudarán al desarrollo y al mejor funcionamiento de la organización territorial, pero para ello es imprescindible que todos los directivos y colaboradores las conozcan y se hayan valorado y debatido.

Más denuncias de oficio y el fomento de las delegaciones territoriales

Es muy necesario que cada organización territorial asuma la responsabilidad y valore a la vez la utilidad de la realización de denuncias de oficio a enviar a las autoridades autonómicas o municipales sobre los problemas que sufren o afectan a consumidores y usuarios y que, posteriormente y con la ayuda del Departamento de Comunicación de FACUA, se envíen comunicados a los medios de comunicación para lograr que los ciudadanos de cada territorio sepan que la asociación se preocupa por sus problemas y derechos. También es conveniente que estas denuncias sean conocidas por los asociados de pleno derecho y adheridos.

Otro de los aspectos fundamentales que debemos realizar, para avanzar en el crecimiento y desarrollo de cada organización territorial en propia comunidad o territorio, debe ser el fomento de la creación de las delegaciones provinciales o locales, según los casos, invitando a los asociados a que colaboren en la medida de sus posibilidades a ser los “ojos y oídos” de la organización. Así, pueden denunciarnos los problemas de sus provincias o municipios y desarrollar otro tipo de actividades con las que estén de acuerdo, y se podrá a las personas más activas a la junta directiva o al departamento de extensión y fomento de las delegaciones provinciales o locales.

Debemos evitar la autocomplacencia y no conformarnos en que lo estamos haciendo bien y asumir siempre el reto de que es posible avanzar y mejorar aún más. Debemos fomentar la lectura y el debate de nuestros documentos, por parte de nuestros directivos, colaboradores o asociados, y seguir trabajando por solicitar la colaboración de nuestros asociados para que colaboren y se impliquen en nuestro proyecto, porque con ello lograremos fortalecernos en todos los territorios.

Todas nuestras organizaciones territoriales deben cumplir con estas orientaciones aprobadas democráticamente, ya que solo actuando de una manera decidida y eficaz se logrará una mayor presencia social y mediática y una mejora en los niveles de afiliación y de apoyo de los consumidores. No podemos olvidar nunca que la total independencia de FACUA solo se puede lograr con al apoyo económico de los asociados a través de sus cuotas anuales, para no tener que depender de las subvenciones públicas, aunque constitucionalmente tengamos derecho a ellas. Todos tenemos que tener presente que abrir nuevos locales en mas territorios y contratar más profesionales para defender los derechos, principalmente de los asociados y también de los consumidores en general, nos provocan más gastos en cada una de las comunidades autónomas, y dichos gastos deben ser financiados principalmente con las cuotas de los asociados.

__________

Paco Sánchez Legrán es presidente de FACUA.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 46.697