La CE advierte del riesgo del uso de teléfonos móviles por parte de menores

Bruselas inicia una consulta pública para ver de qué manera se puede proteger a los niños.

El número de niños que disponen de teléfono móvil en la UE no deja de aumentar, con un 36% de usuarios menores de 18 años y un 70% en el grupo de 12 y 13, lo que a su vez ha hecho crecer los riesgos potenciales por el uso de estos aparatos, según la Comisión Europea.

Entre esos riesgos están el acceso a contenidos nocivos o ilegales -mediante los móviles con conexión a Internet-, el acoso psicológico -como la distribución de mensajes y fotos abusivos o comprometedores-, así como la posibilidad de un gasto inesperadamente elevado.

A eso se añade un fenómeno creciente, denominado grooming, que es el hecho de que extraños se hagan amigos de los niños con la intención de citarse con ellos.

Los riesgos vienen especialmente porque en la actualidad con estos aparatos se pueden enviar mensajes de vídeo, recurrir a servicios de entretenimiento (como descargas de juegos, música y vídeos) y acceder a Internet.

Por eso Bruselas inició hoy una consulta pública para ver de qué manera se puede proteger de esos riesgos a los menores que usan los móviles, explicó en rueda de prensa el portavoz europeo de Sociedad de la Información, Martin Selmayr.

La consulta, abierta hasta el próximo 16 de octubre, permitirá presentar observaciones a todas las partes interesadas, desde asociaciones para la seguridad infantil a organizaciones de padres y consumidores, pasando por operadores de telefonía, proveedores de contenidos, fabricantes de teléfonos y autoridades.

Estadísticas

Una reciente encuesta de la Oficina comunitaria de estadísticas señala que el 87% de los jóvenes de 16 y 17 años tienen teléfono móvil, porcentaje que es del 80% para los de 14-15; 70% para 12-13; 41% para 10-11; 23% para 8-9; 7% para 6-7 y 2% para los menores de esa edad.

Aunque no da datos por países, el portavoz sí resaltó algunos casos concretos, especialmente los de Alemania, donde el 92% de los menores de entre 12 y 18 años tienen móvil, o el de Reino Unido, donde la edad media en la que se consigue el primer teléfono de este tipo es a los 8 años.

El portavoz comunitario indicó que es evidente que el aumento del uso de los móviles ayuda a relacionarse, pero también suscita preocupación respecto a la seguridad infantil.

Por eso, la Comisión ha lanzado esta consulta, que pretende "recoger información objetiva y opiniones sobre los tipos de riesgos a los que se enfrentan los niños cuando usan los servicios de contenidos móviles, las soluciones técnicas y reglamentarias que existen y las posibilidades de actuación, especialmente al nivel europeo".

La comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, afirmó que "los teléfonos móviles forman parte de la vida diaria, no solamente para los adultos sino también para los adolescentes y, cada vez más, para los niños pequeños".

"La comunicación móvil es una gran oportunidad para el desarrollo de las economías y las sociedades europeas. Sin embargo, también se debe garantizar la protección de los menores", agregó Reding.

Ya somos 198.333