Los países de la UE se comprometen a no rebajar los impuestos de la gasolina pese a la subida del crudo

El comisario de Asuntos Económicos, <b>Joaquín Almunia</b>, insiste en la importancia de <i>"evitar decisiones fiscales que pueden enviar señal errónea a los consumidores sobre el uso de energía cuando los precios del petróleo están creando nuevas condiciones"</i>.

Los ministros de Economía de la Unión Europea han renovado su compromiso de no rebajar los impuestos especiales de la gasolina y acordaron coordinarse de manera eficaz para responder a la subida de los precios del petróleo.

"Debemos evitar intervenciones fiscales y políticas que impidan los ajustes necesarios", dijo el ministro de Finanzas finlandés y presidente de turno del Ecofin, Eero Heinäluoma.

También el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, insistió en la importancia de "evitar decisiones fiscales que pueden enviar señal errónea a los consumidores sobre el uso de energía cuando los precios del petróleo están creando nuevas condiciones".

Almunia destacó que los países de la UE están reaccionando a la actual crisis del petróleo de forma "más inteligente y eficiente" que hace 5 años y ello se demuestra en el hecho de que, pese a que el petróleo ha subido un 80% desde principios de 2005, la inflación de la UE y de la zona euro se mantiene en el 2,3%.

Insistió en que la aceleración del crecimiento de la UE en este contexto de altos precios energéticos "no es una casualidad", sino "el resultado de una forma de reaccionar mejor coordinada, más reflexionada y más eficaz que en el pasado".

El comisario dijo que se han realizado avances en materia de eficiencia energética, reducción de emisiones, diplomacia energética coherente o eliminación de obstáculos a la competencia, aunque admitió "dificultades" para avanzar por la no ratificación de la Constitución.

Tanto Almunia como el ministro finlandés insistieron en la necesidad de garantizar la seguridad energética de Europa y reducir la dependencia del exterior mediante una mayor diversificación de las fuentes energéticas, un aumento de las inversiones y una promoción de las renovables.

"Es importante apoyar los esfuerzos de la Comisión para asegurar la aplicación efectiva de legislación y acabar con las barreras al mercado único", indicó Heinäluoma.

El comisario de Asuntos Económicos recordó además que el Ejecutivo comunitario presentará en enero una estrategia sobre energía que se presentará a la cumbre de líderes europeos de marzo.

Ya somos 190.852